EL LENGUAJE EN LOS ANIMALES


Mª LUISA MUNUERA




 

EL LENGUAJE EN LOS ANIMALES

¡Ojala que los animales pudieran hablar!.
Esta frase que a veces escuchamos debería hacerse realidad.Cuando se oye casi siempre es en boca de alguien que siente admiración por su mascota y en otras ocasiones pronunciadas por personas que a menudo recogemos animales maltratados.

Los animales se expresan,sí,pero en otra onda y de forma diferente:con sus ojos,su cabeza,su rabo,y sus ladridos.

Es la convivencia entre las mascotas y sus protectores lo que lleva a establecer un entendimiento,a veces,más que elocuente.

Las personas que expresan su deseo de que su perro o gato hable es porque le están agradecidos bien por su compañía, a veces en esa soledad compartida,bien por su terapia,ya que muchas veces les obligan a relacionarse con otras personas e integrarse en el ritmo diario,etc.

Hay personas que se dirigen a ellos hablándoles como si de un semejante se tratara.No es ningún disparate decirles palabras pues se ha comprobado que muchos animales entienden lo que se les dice,no quizás por el contenido de la frase sino más bien por el tono del que las pronuncia.

En el caso de las personas que recogemos animales maltratados desearíamos que tuvieran habla para que nos contaran las vejaciones a las que son sometidos,seguro que más de un individuo/a se sentiría avergonzado de pertenecer a los “racionales” pues las cotas de maltratos,a veces,son espeluznantes.

No olvidemos que son seres vivos con sentimientos aunque para expresar su alegria no dén ningún grito de euforia,ni ninguna lamentación cuando sufren.

¡Gracias!