Tavernes congela los sueldos de alcalde y ediles para paliar la crisis


No corren buenos tiempos para hablar de economía y la comarca de La Safor lo sabe bien. Y es que nadie escapa a la crisis económica que azota a toda la Comunidad Valenciana y por extensión a toda España y en gran medida a los principales mercados bursátiles de los países de todo el mundo.




 

Tavernes congela los sueldos de alcalde y ediles para paliar la crisis

Tras las medidas adoptadas en su día por los dos grandes municipios de la Safor, Gandia y Oliva, ahora le ha tocado el turno a Tavernes de la Valldigna, cuyo pleno municipal ha aprobado congelar el sueldo de los concejales de la Corporación como medida de austeridad ante la crisis económica de la administración local.

La propuesta partió de una moción presentada por el PSPV y que fue aprobada por unanimidad. El PSPV pidió congelar el salario del alcalde y de los concejales con dedicación parcial y exclusiva. Así como no incrementar las partidas presupuestarias relacionadas con las dietas por la asistencia a plenos o comisiones.

El alcalde de Tavernes de la Valldigna, Manolo Vidal, mostró su acuerdo con dicha medida ya que, desde el gobierno ya habían acordado congelar los salarios de los ediles del grupo popular y que los presupuestos del 2009 tendrían que adaptarse a la delicada situación que se vive por la incipiente crisis económica. De esta manera, el pleno acordó incrementar el IPC en 22 tasas y aumentar el Impuesto de Bienes Inmuebles un 8%, una medida que ya ha sido criticada por los grupos políticos del Bloc y EU.