La Asociación Valenciana de Agricultores ya tiene cifra para los daños causados por el granizo


La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) cifra en unos tres millones de euros los daños causados por el fuerte granizo caído en las comarcas de L´Horta Nort y La Safor, la comarca más afectada. En una primera estimación parece que podría haber afectadas unas 4.000 hectáreas de cítricos, en daños que pueden varias desde un 20 hasta 80%. Las variedades más afectadas son las que quedaban por recolectar y las que se estaban recolectando, en especial la Valencia Late, Navel-late y Ortanique. Además, la fuerza del pedrisco ha provocado incluso defoliación de los árboles y caída de frutos al suelo. Los municipios de la comarca de La Safor que sufrieron con mayor intensidad la tormenta de piedra fueron Xeraco, Xeresa, Gandía, Daimús, Alquería de la Comtesa, Oliva, Font d’En Carrós, Simat de la Valldigna, Guardamar, Miramar, Palmera y Almoines. Pero a parte de los daños directos provocados en los cultivos, el granizo causó daños puntuales en infraestructuras agrarias, como los invernaderos, tanto por rotura de plásticos por los impactos como por caída de estructuras por el peso del agua y el granizo acumulados. No obstante, AVA manifiesta que los daños podrían verse incrementados conforme pase el tiempo si sigue lloviendo, pues la fruta que haya sufrido el impacto del granizo podría verse además afectada por enfermedades de hongos debido a la alta humedad.




 

La Asociación Valenciana de Agricultores ya tiene cifra para los daños causados por el granizo

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal