El Equipo de Gobierno de Gandia sube los impuestos a pesar de la crisis económica


La sesión plenaria del Ayuntamiento de Gandia no ha tenido desperdicio.




 

El Equipo de Gobierno de Gandia sube los impuestos a pesar de la crisis económica

Los responsables de los principales grupos políticos de Gandia han debatido sobre temas que afectan a gran parte de los ciudadanos de Gandia, como son la aprobación de cuentas, resoluciones, dictámenes, y propuestas para el futuro. Los diferentes grupos políticos no se han puesto de acuerdo en temas que afectan fundamentalmente a los apartados económicos y la correspondiente subida de los impuestos municipales que finalmente han sido aprobado.

En cuanto al apartado que hace referencia a la cuenta general correspondiente al ejercicio 2006, el equipo de Gobierno y el BLOC han votado a favor, mientras que el PP se ha abstenido de hacerlo. Pero por encima de todo han discrepado en apartados económicos como: la modificación de créditos en el presupuesto del Ayuntamiento, las modificaciones de las ordenanzas municipales que afectan a los impuestos sobre bienes inmuebles, actividades económicas, vehículos de tracción mecánica o servicio de recogida de residuos sólidos urbanos. El portavoz del BLOC, Josep Miquel Moya, ha presentado algunas enmiendas que tratan de reducir el aumento de los impuestos previsto por el equipo de gobierno, y que no se aumente ninguna partida del gasto corriente, así como que se evite en la medida de lo posible, el hacer uso del canon reservado para el agua, ante la delicada situación económica por la que atraviesan la inmensa mayoría las familias de Gandia.

Por su parte, el concejal socialista, Vicent Mascarell, ha respondido a las críticas de la oposición del mismo modo que el concejal de Plataforma de Gandia, Javier Soldevila, ha tratado de justificar (según la oposición) lo injustificable; y es que a día de hoy, a los ciudadanos de Gandia no les importa tanto que las millonarias partidas se deban a compromisos sociales adscritos, aprobados y adquiridos en su día por este gobierno municipal (llámese salvar al club de Baloncesto Gandia Básquet para evitar que descienda de categoría; o la obra de emergencia del colector de Rafalcaïd; o el dinero pendiente de pago destinado hace tiempo a Gandia Televisión) como el hecho de que al final de la película, lo único que les queda es simple y llanamente, que el gobierno municipal les sube los impuestos. Así que mientras Javier Soldevilla asegura que el Plan Director del Agua está garantizado, Vicente Mascarell afirma que ya han sido reformados siete kilómetros de tubería de la red pública de Aguas Potables de la ciudad de Gandia. El hecho es que, según los grupos de la oposición, nadie los ve por ningún lado y unos por otros, ya saben lo que dicen. Exactamente eso: la casa por barrer.

Por su parte, la concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Gandia, Ana García, ha hecho referencia a que la subida de impuestos viene determinada por el ajuste de la subida del IPC, así que se trata de una actualización del IPC y que únicamente afecta a este año y no a los anteriores.

El portavoz del BLOC, Josep Miquel Moya, ha aclarado que su grupo político sí está a favor de salvar el Baloncesto de Gandia, pero no apoyan la forma de financiación por parte del actual equipo de Gobierno ni la procedencia de ese dinero público. Además, Moya, ha mostrado el acuerdo de su grupo con esta medida de austeridad ante la crisis económica, pero asegura que debería haberse producido en cualquier otro momento y no ahora cuando más crisis económica existe. Moya ha calificado esta medida de justa, pero a la vez inoportuna para los ciudadanos de Gandia.

Por su parte, la concejala popular, Carla Ripoll, tampoco comprende que el dinero público reservado para el Canon del Agua, sea utilizado ahora para otros fines. Ripoll ha acusado al equipo de Gobierno, de hacer una mala gestión económica por culpa de tener una mala previsión económica. La popular también ha reiterado que efectivamente no es el mejor momento para subir los impuestos a los ciudadanos de Gandia y menos aún en tiempos de crisis económica que afecta ya a todos los niveles sociales. Ripoll ha lanzado al aire la pregunta de que cuando han tenido más que tiempo de sobra para hacerlo, durante más de siete años, ¿por qué suben los impuestos a los ciudadanos de Gandia precisamente ahora que la crisis económica es mayor?

Ya saben lo que aconsejan para estos casos: a abrocharse el cinturón toca. Aunque, visto lo visto, ya nadie asegura que ni aún así, las familias de Gandia puedan solucionar sus graves problemas económicos para llegar a fin de mes, y máxime cuando el fondo del problema sigue agravándose día tras día y lo peor de todo, según los grupos de la oposición, desde dentro de casa.