UN POCO MAS SOBRE LA POSTMENOPAUSIA Y PASAMOS A OTRO TEMA


LORENZO EDY MAKUY - Médico




 

UN POCO MAS SOBRE LA POSTMENOPAUSIA  Y PASAMOS A OTRO TEMA

Hoy en día la farmacopea ofrece múltiples posibilidades de mejora de salud, especialmente indicadas en este periodo de la vida: que  si calcio en capsulas y sobres de sabores diversos, que si consejos beneficiosos para la salud en personas mayores, sin olvidar esas excursiones, en las que siempre en cada sitio donde se pernocta hay una orquesta que invita a mover el esqueleto y, porqué no, la posibilidad de ligar y hacer amigos, porque la vida no termina con la postmenopausia, sino empieza una fase en la que hemos cumplido con nuestras obligaciones durante las edades anteriores, y ahora  toca   vivir la vida con todas sus consecuencias y, sobre todo, sin  riesgos ni  accidentes inoportunos de los tiempos de siembra y cosecha.
  
 La postmenopausia marca la edad en la que, en otras culturas, la mujer pasa a formar parte importante en el Consejo de la tribu, con derecho a entrar en el salón de la palabra y poder expresar  su opinión en asuntos que afectan a toda la tribu. Si antes podía ser objeto de apetititos carnales por parte de gentes de su edad, con la postmenopausia y a medida que avanza en edad, se convierte en personaje de especial respeto, a la que hay que consultar en asuntos difíciles. Contrariamente a lo que sucede en otras civilizaciones, en las que los viejos y gentes de cierta edad reciben un trato de falta de respeto, al tiempo que les convierten en objeto de museo, sobre todo cuando ya han repartido todo lo que tenían. O son recluidos en asilos, o pasan el resto de sus días de casa en casa de cada uno de los hijos, donde van dejando, lentamente, su pensión, como si de un tributo se tratara, en pago de los alimentos y la cama que les ofrecen durante uno o dos meses. Por esa tragedia, la mayoría prefiere estar en su casa y acabar allí sus días, ante el miedo de sus hijos de que se  vaya a dilapidar lo que quede a repartir de los despojos. Por eso, la postmenopausia es la edad adecuada para reventar todo cuanto se tenga, pero de forma ordenada. ¡Y lo bueno que debe ser morir a gusto!.