El delegado del gobierno en la CV visitó ayer Gandia


El delegado del gobierno en la CV visitó ayer Gandia, donde explicó las inversiones y proyectos del Gobierno Central en la comarca de la Safor. Habló de seguridad ciudadana, que se reforzará con el aumento de efectivos tanto de policía local como de guardia civil. Habló de inversiones en infraestructuras. El Ministerio de Fomento está impulsando numerosos proyectos, como la mejora de la accesibilidad a las playas de Bellreguard, Guardamar y Piles. Se está aportando arena a las playas del sur y recuperando las dunas en la zona sur. Además, se está trabajando en la regeneración de la costa sur de la Safor. Habló de carreteras. Se están agilizando las inversiones necesarias para la comarca, como la adjudicación de la redacción del proyecto de la variante de Xeraco, el desdoblamiento de la N-332 entre Gandía y Xeresa, el inicio del estudio informativo de la variante de la Safor, la finalización de los accesos al puerto de Gandía y la adjudicación de la redacción del proyecto para el desdoblamiento de Favara a Xeresa. Habló también de la línea férrea Gandía-Denia. Bernabé recordó el compromiso de la Generalitat Valenciana para la financiación de este proyecto. El marco fijado entre la Generalitat y el Estado para la ejecución de estas obras marca que la financiación del proyecto se reparte en dos terceras partes que debe sufragar el gobierno valenciano y una tercera parte sufragada por el Ministerio de Fomento. Así, la Generalitat se hará cargo de la plataforma que sustentará el tren y el Estado realizará la estructura superior además de los estudios de viabilidad. Por otra parte, los empresarios de Gandía aprovecharon la visita para solicitar al delegado de Gobierno el desdoblamiento de la línea férrea Gandía-Valencia, propuesta que será estudiada.




 

El delegado del gobierno en la CV visitó ayer Gandia

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal