Firmado el convenio para la gestión de la modernización de los regadíos de La Safor


El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través del presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) Francisco Rodríguez Mulero, ha firmado un convenio para la explotación de las Obras de Modernización de los Regadíos correspondientes a la Comunidad de Regantes Riegos del Río Alcoi, en la comarca valenciana de La Safor.




 

Firmado el convenio para la gestión de la modernización de los regadíos de La Safor

Se han invertido más de 10 millones de euros, para la mejora de los regadíos en los términos municipales de Ador, Almoines, Alqueria de la Comtesa, Bellreguard, Beniarjó, Beniflà, Daimús, La Font d'en  Carròs, Gandia, Guardamar, Miramar, Oliva, Palma de Gandia, Palmera, Piles, Potríes y Rafelcofer.

El Presidente de la Comunidad de Regantes del Río Alcoy en la comarca de La Safor, Pedro Carbonell, ha mostrado su satisfacción por llegar a este acuerdo que beneficia a los agricultores, y ha explicado la importancia del convenio firmado para todos los regantes de la comarca de La Safor.

Las obras han permitido un ahorro del 40% en el consumo de agua, al aumentar la eficiencia del sistema de riego gracias a la nueva red de canales de riego subterráneos, que permite reducir la contaminación de acuíferos y evita las pérdidas de miles de litros de agua por filtración. El convenio de explotación firmado tiene como objetivo, la optimización del uso del agua en el nuevo sistema de riego localizado.

El convenio de explotación fijará las directrices para optimizar el proceso de riego minimizando las pérdidas, reduciendo los costes de mantenimiento de los equipos y mejorando la productividad de los cultivos, minimizando también el impacto ambiental en el entorno, y planificando las tareas de los trabajadores, disminuyendo su coste.

Carbonell también ha asegurado que se trata quizás de la mejor inversión hecha hasta la fecha para todos los regantes de la comarca de La Safor, pero lamenta la mala situación que viven hoy en día todos los agricultores (producida fundamentalmente por la caída del precio de la naranja) y la mala previsión de futuro que atraviesa el campo en la actualidad.

Al menos y gracias a la modernización de los regadíos, ha aumentado la calidad de la producción de cítricos, principal ocupación de la zona. Y también ha supuesto minimizar el coste de explotación, reduciendo los costes de mano de obra y mejorando la calidad de vida de los agricultores de la comarca de La Safor.