Se ha presentado el primer concurso de fotografía no sexista de la Mancomunidad de Municipios de la Safor


Esta mañana se ha presentado el primer concurso de fotografía no sexista y cuentos no sexistas de la Mancomunidad de Municipios de la Safor. Un concurso organizado por la mancomunidad y patrocinado por el Consell de la Dona, que tiene como objetivo concienciar a la sociedad de la igualdad entre sexos. Los dos concursos son abiertos y la única condición es que el contenido sea no sexista. Puede presentarse personas de cualquier edad. Tanto las fotos como los cuentos han de ser inéditos. En el caso de los cuentos, que deberán estar escritos obligatoriamente en valenciano, no deberán sobrepasar los seis folios a doble espacio. El plazo para presentar en la sede de la Mancomunidad de Municipios de la Safor tanto las fotografías como los cuentos finaliza el 13 de mayo, tras lo cual se procederá a elegir la mejor fotografía, que recibirá un premio de 300 euros, y el mejor cuento, que estará dotado con 500 euros. Pero como se trata de un concurso que lo que pretende es concienciar a la sociedad de la igualdad entre sexos, para dar una mayor difusión a las obras presentadas, las fotografías participantes en el concurso se agruparán en una exposición itinerante que recorrerá todos los pueblos de la comarca de la Safor que lo soliciten. Por su parte, los cuentos entrarán a formar parte del circuito intercultural de la Mancomunidad para todos los pueblos que lo quieran puedan acceder a ellos. La intención de la Mancomunidad es repetir esta iniciativa en los próximos años e intentar que vaya creciendo poco a poco.




 

Se ha presentado el primer concurso de fotografía no sexista de la Mancomunidad de Municipios de la Safor

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal