FORGES DENUNCIA QUE EL ILUSTRADOR ES EL PROFESIONAL MÁS DESAMPARADO


Antonio Fraguas, Forges, acudió a Santiago de Compostela ayer, sábado, 25 de octubre, invitado por la AGPI (Asociación Galega de Profesionais da Ilustración) con motivo del V Encontro Galego de Ilustración. Forges, historia viva del humor gráfico español, fue a estrella invitada a esta actividad, que cumple su quinto año consecutivo, y que se llevó a cabo en la Fundación Caixa Galicia, sita en la Rúa do Villar, 19.




 

FORGES DENUNCIA QUE EL ILUSTRADOR ES EL PROFESIONAL MÁS DESAMPARADO

Forges denunció, en su charla que llevó por título “Dibujo…Luego existo”, que “los artistas gráficos son os únicos profesionales desamparados, desarraigados de la sociedad y los más abocados al desprecio hereditario”, al tratar el tema de los derechos de autoría y los contactos con las editoriales. “Mientras los bisnetos de un banquero siguen disfrutando del patrimonio creado en un momento determinado de su vida laboral, el artista es el único profesional y ciudadano sin derecho a dejar a sus descendientes el legado de su obra. ¡Y encima hay gente que quiere que trabajemos gratis!”, sentenció Forges.

            Asimismo, propuso a los profesionales de la ilustración presentes en la jornada que non se dejen guiar por la máxima editorial: “divide y vencerás”, sinó que, asociándose, busquen la de “la unión hace la fuerza”, en relación a los pleitos que pueden surgir entre el ilustrador y los grandes grupos de ediciones.

 

            El contrapunto lo puso la directora de publicaciones de la Editorial Everest Galicia, Irene Penas, quien ofreció, bajo el título “A rebotica dos libros”, su amplia experiencia en el sector del libro, asi como la realidad comercial en la  que os “ilustradores expresan o seu talento”.

Del mismo modo, reivindicó la figura del artista gráfico en el trabajo editorial, ya que subrayó que “soy defensora de la ilustración en cualquier tipo de obra literaria, así como del total cumplimento de los derechos de autor, amparados por la Ley de Propiedad Intelectual y la necesidad de la fórmula contractual para cualquiera tipo de acuerdo entre el artista gráfico y la editorial”, afirmó Penas.

El V Encontro Galego de Ilustración congregó a un buen número de simpatizantes de los trabajos de estos profesionales del grafismo, así como cerca de cien ilustradores procedentes de todos los rincones de Galicia”.