La asociación de padres y madres del colegio público de Ador, reclamar mejoras necesarias


A pesar de la reunión mantenida entre el alcalde de Ador y el conseller de educación para abordar el tema de la ampliación del colegio público la Muriera, la asociación de padres y madres de alumnos han repartido folletos para informar de toda una serie de movilizaciones previstas para reclamar las mejoras necesarias para que sus hijos reciban una educación digna. Entre estas movilizaciones está prevista para este sábado una cacerolada que recorrerá las localidades de Ador y de Palma y que tienen intención de repetir cada mes. El 30 de marzo se desplazarán a Valencia para manifestarse ante las puertas de la Consellería de Educación. Desde la semana de fallas colgarán pancartas en la escuela y sábanas con textos alusivos en las casas de las poblaciones. Además, cada semana enviarán una carta al conseller reivindicando la ampliación de la escuela. Todas estas medidas de presión han sido muy mal acogidas por el alcalde de la localidad, quien ha calificado como espectáculo vergonzoso la asamblea que tuvo lugar el domingo, una reunión en la que por cierto no le dejaron explicar los acuerdos alcanzados con el conseller, y ha dado por rotas sus relaciones con el AMPA. A partir de ahora, asegura, tendrán que arreglar sus asuntos ellos solos, ya que han demostrado no tenerle en cuenta en un asunto tan importante que además ya tiene las puertas abiertas a una solución que intentará llegue lo antes posible.




 

La asociación de padres y madres del colegio público de Ador, reclamar mejoras necesarias

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal