Se aprueba la construcción de una rotonda de acceso a Beniarjó


La Diputación de Valencia aprueba el pliego de condiciones para la construcción de una rotonda en el acceso a Beniarjó en la carretera CV-680, de Gandía a Villalonga. Un proyecto que supondrá un coste de 308.000€. Esta carretera es una de las principales vías de comunicación entre los municipios de la comarca de La Safor y tiene una elevada densidad de tráfico, que según los últimos estudios está comprendida entre los 5.000 y los 10.000 vehículos diarios. La carretera discurre por el término municipal de Beniarjó, dejando en su margen derecha en sentido Villalonga, la mayor parte del casco urbano, quedando a la izquierda el cementerio y el polideportivo. En el acceso a la población desde esta carretera, existe en la actualidad una intersección tipo rotonda partida, para regular los movimientos de giro y conectar la citada carretera con dicho acceso y con el camino del cementerio y el polideportivo. Pero el trazado en alzado de ese tramo de carretera viene condicionado por la proximidad del paso superior existente sobre la autopista A7, hacia el Norte (dirección Gandía), lo que origina excesivas velocidades en los accesos al municipio de Beniarjó. Estos datos han llevado a la conclusión de que lo mejor es sustituir esta rotonda partida por otra intersección tipo rotonda, que permita controlar las velocidades en zonas urbanas y regular los movimientos de giro entre los distintos ramales que confluyen en dicha intersección.




 

Se aprueba la construcción de una rotonda de acceso a Beniarjó

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal