Las fiestas patronales enfrentan a gobierno y oposición tras las valoraciones positivas del alcalde en este medio


El grupo municipal socialista emitía un comunicado de prensa para contestar a las declaraciones del alcalde popular en la entrevista del pasado viernes. Pérez no se ha callado y ha puntalizado todas las acusaciones de los socialistas




 

Las fiestas patronales enfrentan a gobierno y oposición tras las valoraciones positivas del alcalde en este medio

La Font celebraba recientemente sus fiestas patronales y en las páginas centrales de este periódico, la primera autoridad realizaba una valoración de las mismas la pasada semana, algo que ha merecido la emisión de un comunicado de prensa por parte del grupo socialista.
En el mismo acusan a la primera autoridad de hacer “alcaldadas” por haber sido él el pregonero de los moros y cristianos, por el pregón que realizó y por anunciar novedades que aseguran no se han realizado.
Además, los socialistas entienden que el consistorio ha obviado a diferentes personas, como la presidenta de San Isidro “por no ser santo de su devoción”. Además, entienden los socialistas que no ha habido organización en actos como las paellas, el sopar de germanor o la partida de pilota valenciana, amén de considerar que la calidad de los espectáculos fue muy inferior a lo que se merecen colectivos como el de personas mayores.
Los socialistas entienden que las fiestas han estado faltas de dedicación, por lo que se ha retrocedido en el programa “20 años” con respecto a lo que se hacía antes en temas como los cohetes o las varietés, lo que achacan a que el alcalde no ha estado en todos los actos, “pues no vive en el pueblo” y se ha fiado de las valoraciones de otras personas.
Gaspar Pérez, tras conocer las declaraciones, no ha dudado en responder y lo ha hecho con contundencia, empezando por el pregón, ya que ha asegurado a esta redacción que fue el pregonero “a petición de la junta de Moros”. Se trata de una asociación no partidista que ha “sufrido las presiones de los socialistas al intentar por todos los medios que la hija de un concejal socialista fuera la pregonera”, lo que el alcalde considera una clara manipulación.
Pérez considera que los socialistas están demasiado acostumbrados a manipular, y cuando no lo consiguen “tienen que patalear”.
El alcalde no ha querido entrar en valoraciones del resto de críticas, al entender que las felicitaciones de los vecinos y la masiva afluencia de público a todos y cada uno de los actos organizados son prueba más que suficiente de que la organización, el programa y las fiestas en general han sido un éxito.