La Fira i Festes de Gandia recorta su presupuesto pero sigue apostando por una potente programación


El Director de Políticas Culturales del Ayuntamiento de Gandia, Toni Durà, ofrecía el pasado lunes en rueda de prensa las novedades más significativas de esta edición de la Fira i Festes, realizando especial mención a los espectáculos musicales y a la recuperada Plaza de las Culturas, espacio temático que volverá a instalarse en la Plaza de los Escolapios, tras un paréntesis de dos años. La oposición por su parte ha sido prudente en la valoración, pero ya ha encontrado fallos importantes.




 

La Fira i Festes de Gandia recorta su presupuesto pero sigue apostando por una potente programación

Gandia albergará del 1 al 5 de octubre todo un conjunto de espectáculos y actividades, que tomarán las calles impregnando de fiesta y color todos los rincones de la ciudad. El Director de Políticas Culturales del Ayuntamiento de Gandia, Toni Durà, señalaba que esta edición de la Fira suprime los conciertos del Instituto Ausiàs March, "atendiendo a las necesidades del público". Sin embargo, se recupera el espacio de la Plaza de la Escuela Pía. Espacio que, junto a la Plaza del Ayuntamiento, la Plaza Rei Jaume I, la Plaza del Tirant y la Plaza Prado, conformarán un eje importante en el Centro Histórico donde la fiesta y el espectáculo serán los principales aliados de la programación.

Con respecto a las actividades musicales, y además de los anunciados conciertos de Miguel Bosé y La 5ª Estación en el María Enríquez, la Plaza Rei Jaume I albergará conciertos de música folk española, mientras que la Plaza del Tirant acogerá actuaciones de gran nivel como las de Chambao, Rosendo, La Excepción o Carlos Baute. En la Plaza del Ayuntamiento, la gente mayor vuelve a tener una cita donde rememorar viejos tiempos, será con la presencia de grupos míticos como Los Amaya, Los Mustang o Los Panchos. La Casa de Cultura Marqués de González de Quirós recibirá la actuación de grupos "clónicos" que rendirán homenaje a los conjuntos musicales más importantes de la historia, como los Rolling Stones o The Blues Brothers. Por su parte, el Teatro Serrano acogerá varios espectáculos de pago, entre otros, flamenco, zarzuela o ritmos y música cubana.

Además, Durà anunciaba multitud de actuaciones en plena calle, con animación para todas las edades a cargo de grupos de teatro de gran calidad, diversidad de espacios temáticos y la implicación de muchas asociaciones y entidades culturales, festivas y deportivas, que participarán también de la Fira i Festes. Una feria para la que Gandia cortará el tráfico interior durante cinco días y donde la ciudad vivirá más de cerca el Año Borja con las ya clásicas representaciones en el Palau Ducal, donde los Borja lucirán los trajes de época diseñados por Maria Josep Bertó para tal ocasión.

Esta edición de la Fira i Festes ha recortado su presupuesto global, como informaba Toni Durà, a una cifra aproximada al millón de euros. Un hecho que, no obstante, según explican los responsables de la feria, no restará espectacularidad ni variedad a la programación, es más, los precios de las actuaciones se reducen en muchos casos, sin rebajar la calidad. Pese a todo, la polémica en torno a las cuestiones económicas está servida tras saberse que el consistorio no ha adjudicado la conocida como Plaza del moset a ninguna empresa por “ofertarla con un precio de salida de 40.000€”, algo que se ha asegurado desde el gobierno, no es problema porque se va a adjudicar directamente a los pequeños comerciantes que serán los encargados de explotar los puestos.

Entre tanto, la oposición ha hecho sentir su opinión sobre la programación. En un principio, las valoraciones son muy prudentes, todos coinciden en que a priori el modelo de Feria es el mismo que ha venido funcionando durante los últimos años, aunque con pequeñas variaciones.

El BLOC considera positiva la bajada de los precios de las actuaciones, lo que contribuirá a que la Fira sea más popular y accesible, así como la vuelta de la Plaza de las Culturas a las Escuelas Pías, algo que los nacionalistas ya habían reclamado el pasado año. Pero también han encontrado la parte negativa de esta edición, la falta de programación de conciertos de música valenciana, algo que ellos ya propusieron en la comisión con la instauración de un día de música valenciana. Moción que fue rechazada por parte del gobierno municipal.

Desde el PP no se ha querido hacer una valoración en profundidad, fundamentalmente para evitar condicionar a la ciudadanía a la hora de disfrutar de las fiestas patronales. Lo que sí han querido destacar es una serie de aspectos positivos que a priori han considerado importantes, como la reducción del presupuesto global y del precio de los espectáculos y la recuperación de un espacio importante como es el de la Plaza de las Escuelas Pías de Gandia con la Feria de las Culturas. Un enclave importante para mostrar la multiculturalidad de la ciudad.