Los trabajadores de Faus de Gandia rechazan el plan de viabilidad que afectará al 50% de la plantilla


Los trabajadores y trabajadoras de la empresa Faus, ubicada en el polígono del Real de Gandía, ya han sido informados en las asambleas por parte del comité de empresa de Finsa Gandia (Antigua Fausgroup) y ya conocen la postura de los representantes de los trabajadores que no es otra que rechazar el plan de viabilidad presentado por los directivos de Finsa.




 

Los trabajadores de Faus de Gandia rechazan el plan de viabilidad que afectará al 50% de la plantilla

El comité de empresa de Faus Group (parte del grupo Finsa) ha anunciado su rechazo al plan de viabilidad que incluye un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a 450 trabajadores y clausuraría parte de las instalaciones.

En un comunicado, CCOO señala que el comité inició las reuniones el pasado lunes, en asamblea con los empleados de la empresa, quienes han decidido por mayoría rechazar el plan de viabilidad presentado por los directivos de Finsa, porque los representantes sindicales han calificado de 'inaceptable' el plan de viabilidad presentado, puesto que según ellos, la empresa sigue siendo rentable. Así pues, han manifestado su rechazo a 'aceptar una limpieza de la mitad de los puestos de trabajo, con una indemnización de 20 días por año trabajado.

El comité de empresa considera que la propuesta de la empresa supone la aceptación de una serie de condiciones laborales y sociales retrógradas para la plantilla, que se mantendrá en la fábrica, tales como la congelación salarial, o la revisión a la baja del mapa de puestos de trabajo, firmado hace menos de un año.

Según el comunicado emitido por el comité de los trabajadores, los directivos de Finsa no han planteado en ningún momento la posibilidad de otras soluciones, como suspensión de los contratos, ya que desde el primer momento, la idea es extinguir contratos sin ninguna posibilidad de mantener a la larga, dichos puestos de trabajo.

Además, el plan de viabilidad supone la eliminación de algunas secciones y máquinas, que los trabajadores justifican que serían rentables si no fuera porque están trasladando esta producción a otros centros de Finsa.

El comité de empresa comunica que siempre está dispuesto a dialogar con la Empresa, pero que no están dispuestos a retroceder 20 años, y lucharán para conseguir  que este plan no siga adelante, por lo cual no descartan ningún tipo de medida al respecto.