Los proyectos del puerto de Gandia generan críticas entre los populares Torró acusa a Orengo de vender proyectos que luego no realiza en los plazos anunciados.


El Consell de la Copa de América celebrado el pasado lunes en el ayuntamiento de Gandia ha sido objeto de debate esta semana. Mientras el gobierno municipal realizaba el pasado martes una extensa rueda de prensa en la que desgranaba todos los puntos que se trataron en el Consell, el PP salía a la palestra replicando a todo lo dicho por el alcalde de Gandia, José Manuel Orengo y el concejal de Urbanismo, Fernando Mut.




 

Los proyectos del puerto de Gandia generan críticas entre los populares Torró acusa a Orengo de vender proyectos que luego no realiza en los plazos anunciados.

El líder popular, Arturo Torró manifestaba abiertamente sentir desconfianza en todos los proyectos planteados por el gobierno municipal para con la remodelación del puerto de Gandia ya que en su opinión “no son más que proyectos humo a los que nos tiene acostumbrados el señor Orengo, que llevan planteándose desde el año 2005 y de los que tan sólo se han visto acabados dos, otros están por acabar y otros ni siquiera han comenzado a ejecutarse”. Entre los proyectos no realizados Torró citaba el Balcón al Mar,  la Escuela de Vela, el Museo del Mar o la mejora urbana del núcleo antiguo de la playa.

“Lo único que pretendía Orengo en el Consell era buscar consenso entre todos con tal de hacerse la foto de cara los ciudadanos”, criticaba Torró. Un consenso unánime que se destacaba desde el gobierno en su presentación de los acuerdos planteados para el puerto y del que a pesar del mismo, no ha servido para acallar las críticas populares.

Otro de los planes anunciados por el gobierno para el puerto y que no se ha librado de polémica ha sido la ubicación de los megayates. Un emplazamiento que definitivamente se quedará en el final del futuro paseo, pasando el Balcón del Mar y la estatua de Alfaro, en donde se ubicará la marina popular y más allá de ella, el espacio para los megayates. “De esta forma tendrán la privacidad que necesitan, sin tener que interrumpir el conjunto del proyecto del puerto que es de carácter público”, explicaba Orengo. A este reciente cambio de ubicación, pues las embarcaciones de gran eslora estaba previsto ubicarlas en el actual Muelle de los Borja, el PP expresaba que es una demostración más de lo que “ahora digo y luego me arrepiento”.

Finalmente y en cuanto al anuncio  por parte del gobierno de la propuesta de construcción de un Palacio de Congresos en la explanada de 10.000 metros cuadrados del Areva Challenge, entre la Iglesia de Sant Nicolau y la fachada marítima, los populares han indicado que les parece una falta de respeto anunciar proyectos de los que en el Consell se quedó que no iban a anunciarse, puesto que primero se debe de hacer un estudio de viabilidad. Un estudio al que también aludieron Orengo y Mut y que será encargado al arquitecto del Museo Pompidou de París, el italiano Renzo Piano.