150 padres y madres se manifestaron ante las puertas de la Consellería de Educación


Entre 145 y 150 padres y madres de alumnos del C.P. de Ador y Palma, se manifestaron el miércoles, 30 de marzo, ante las puertas de la Consellería de Educación para exigir la ampliación de la escuela, saturada debido al incremento de las matrículas en los últimos años. Tras 20 minutos de espera, cuatro representantes de la AMPA fueron recibidos por el Dtor. Gral. de Centros, Joan Felip, quien se había leído el expediente, era consciente de las carencias del centro y adquirió varios compromisos. Se comprometió a estudiar la posibilidad de dotar a la Murtera de una segunda línea para que cada curso cuente con dos aulas. Esto significaría que si los técnicos lo consideran viable, podría construirse un nuevo colegio. Felip aseguró que se pondrá en contacto con los ayuntamientos de Ador y Palma de Gandía para averiguar si pueden ceder suelo para la construcción de un nuevo edificio. Y es que recordamos que el informe elaborado por los técnicos de Consellería denegaba la ampliación del centro por encontrarse al lado de un barranco. Terminada la reunión, Felip emplazó a la AMPA a volver a entrevistarse en mayo para poder darles una respuesta. Por su parte la asociación ha decidido paralizar, de momento, las caceroladas que tenían planeado llevar a cabo una vez al mes. Lo que sí harán es colgar carteles en las casas y acudir en mayo a la Trobada de Escolas para repartir sus folletos y carteles.




 

150 padres y madres se manifestaron ante las puertas de la Consellería de Educación

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal