LOS DISEÑADORES SE INSPIRAN EN DISTINTOS PAISES DEL MUNDO


RAFAEL GARCIA TORTAJADA




 

LOS DISEÑADORES SE INSPIRAN EN DISTINTOS PAISES DEL MUNDO

 En un esfuerzo por transmitir el espíritu de cada colección, los diseñadores nos acercan a su imaginario creativo, convirtiéndonos en cómplices de su ensoñación y trasportándonos a lugares remotos para comprender mejor sus propuestas. Rusia, Japón, India, Escocia o Paris, fuentes de inspiración materializadas en una escenografia teatral de donde originalidad e inspiración compiten para ofrecer espectáculos irrepetibles. Durante la puesta en escena de Chanel viajamos al Paris de los años 20 a través de un carrusel de parque de atracciones, representado con un gran tiovivo donde  los clásicos de esta firma como las de, camelias, broches etc... sustituían a lo animales y figuras de la atracción. Recordando al espíritu de Coco Chanel una forma de eternizar estos mitos, ya convertidos en leyendas, versionados con materiales novedosos y formas trasgresoras. Alexander Mc Queen  propone un acercamiento poético a la estética de la india colonial en tiempos del Imperio Británico. Una colección llena de romanticismo e inspirada en un cuento imaginario basado en un olmo centenario que posee el modisto en su casa y que responde al árbol futuristico que adorna el escenario. En esta ocasión pasa desde los trajes austeros en negro con cuello blanco de los colonos estadounidenses, la decisión de utilizar estampación de los cuadros trata escocés de los dandis del siglo XIX. Jhon Galliano con un escenario rebosante de fantasia que parece rescatado de los relatos de las mil y una noches con referencias asiáticas que despistan de los que es el leitmotiv central de la colección, las flappers de los locos años 20. Vestidos cortados al bies, opulentos abrigos de piel y pantalones voluminosos en colores ácidos se rinden al espíritu libertino de las heroínas del periodo de entreguerras. DSquared nos rinde el placer de sentir la noche londinense, nos acercan a los pubs de moda  secreto de la capital para mostrarnos su encanto a través de un plantel de bellas mujeres, que exhaustas de trabajar, se libran de sus zapatos de diez centímetros de tacón y se preparan para el  desenfreno. Bibliotecarias y secretarias con faldas tubo, medias de rejilla, corsés de encaje, melenas felinas y labios de carmín revelando el guiño que el dúo canadiense ha dirigido a su colección.  Pasamos de las concurridas calles de el soho londinense pasamos  a los paisajes nevados  de el Monte Fuji (Japón) de mano de Antonio Marras , director creativo de la firma Kenzo , temporada tras temporada. Fiel a la esencia oriental de la marca y a sus grandiosas  representaciones, el modisto inundó la pasarela de pétalos de flores de color rojo bermellón para presentar sus nuevas propuestas. Abrigos de lana con estampados coloristas, delicados vestidos de seda cortos con aplicaciones y motivos vegetales, minifaldas en gris y rojo y ponchos superpuestos que nos hacían volar con la imaginación.
Todo esto es un aperitivo de lo que este invierno vamos a poder disfrutar quien lo pueda pagar, pues estamos en crisis, si no podemos pues lo admiraremos ¿Que ya vendrán tiempos mejores? Nada más, una semana más se despide vuestro fashionista particular.