UPyD: PSOE-PP y la crisis


MARÍA - LIDÓN ORDÓÑEZ




 

UPyD: PSOE-PP y la crisis

Está claro que existe una crisis financiera internacional, pero los problemas añadidos que tenemos en España, nos van a complicar las cosas todavía más.
Para mí, en España todo es desmedido. Cuando crece la economía lo hace mas que ningún otro país de nuestro entorno, generamos mas puestos de trabajo que nadie, construimos en un año mas viviendas que Alemania e Inglaterra juntas, vamos, que somos el rey del mambo.
Pero en cambio nos olvidamos de que tenemos el mayor nivel de fracaso escolar de los países de nuestro entorno, somos los que invertimos menos en investigación, el nivel de ahorro de las familias es uno de los mas bajos, etc., pero ¡Que nos quiten lo bailao!.

Me temo que esta crisis, va ser tremendamente dolorosa, pero debería servirnos para asumir que vivir por encima de nuestras posibilidades tiene muchos riesgos, y que ahora nos encontramos sin capacidad de reacción. Pero no solo desde el punto de vista financiero, sino que no hemos modificado nuestro modelo productivo, cuando había dinero para ello, sin tener en cuenta que las vacas flacas tarde o temprano acaban por llegar, y en España hubieran llegado igual, crisis financiera, o no.

A lo largo de los dos últimos años de la anterior legislatura, el Banco de España advirtió en repetidas ocasiones los riesgos que se estaban corriendo con el crecimiento exagerado de la famosa “burbuja inmobiliaria”, pero nadie hizo caso, ni los particulares ni el gobierno; y el PSOE ahora le hecha la culpa de ello al Sr. Aznar. Pero bueno!, si el PSOE ha estado gobernando cuatro años sin modificar un ápice la situación, contentísimo con su superávit y los ingresos que les resolvían todos los presupuestos, y todos los meses publicaban a bombo y platillo el incremento de afiliaciones a la Seguridad Social, en una gran parte originadas en el sector de la construcción.
¿Si tan en desacuerdo estaban con los criterios económicos del PP, como es que no los han modificado drásticamente en toda la legislatura?
Todo esto, por no hablar de los Ayuntamientos que también han estado encantados con los beneficios generados por las recalificaciones de terrenos, licencias de construcción etc. aparte de los efectos colaterales en forma de corruptelas, comisiones y comisioncillas, jamás descubiertas, de las que se han beneficiado muchos “desconocidos” y los grandes casos de corrupción, por todos conocidos, que están en este momento en los tribunales.
Es decir, que lo del ladrillo les gustaba muchísimo a todos, estuvieran donde estuvieran en la Administración, desde el Gobierno hasta el más pequeño de los Ayuntamientos.

Pero este gobierno ha tenido la desfachatez de negar la que se nos venía encima, con tal de ganar unas elecciones.
El resto de los países de nuestro entorno, también están sufriendo la crisis, pero sus estructuras económicas y productivas son totalmente distintas, tienen productos con mayor valor añadido, investigan, tienen mas tecnología y eso les hace ser más competitivos, es decir, se van a defender mejor. Valga como ejemplo, que el paro en Alemania ha bajado de Septiembre de 2007 a Septiembre del 2008 del 8,5% al 7,4%.
Ahora volvamos a España y veamos como se están tomando las decisiones para afrontar la crisis financiera, porque lo de la modificación del sistema productivo requiere mas tiempo e inversiones que, me temo, ahora no se van a poder realizar.
España es el país que más dinero ha destinado al fondo de ayuda a los bancos, en el que mas puestos de trabajo se destruyen y, además, el que menos transparencia y control político va a ejercer sobre el destino de dichos fondos. En todos los países se está publicando a que entidades se ayuda y con que cantidades, pues en España no se va hacer para “no dañar la imagen de los bancos receptores”. En esto sí se han puesto de acuerdo el PSOE y el PP. Es muy fuerte.

Precisamente por eso, Rosa Díez, en nombre de UPyD ha presentado en el Parlamento una proposición no de ley para acabar con esa falta de transparencia, así como, que sean las entidades financieras, que se beneficien de las medidas de apoyo, las que asuman los costes de las operaciones.
Así mismo, Unión Progreso y Democracia propone que las ayudas concedidas por el Estado no se puedan emplear ni para financiar la expansión, ni para el reparto de dividendos de los accionistas de dichas entidades.