El tren Gandia Denia no llega a la Safor


El Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, mantuvo una reunión con el alcalde de Oliva para buscar una posible solución a los municipios afectados por la línea ferroviaria, o mejor dicho por los municipios que llevan años esperando la línea férrea. Ricardo Peralta manifestaba que colaborará con la Comarca de la Safor, ya que según ha indicado "en los presupuestos generales del estado hay una partida para el estudio de la línea Gandia-Oliva-Denia.




 

El tren Gandia Denia no llega a la Safor

El Alcalde de Oliva, Salvador Fuster, planteó la posibilidad de desbloquear esta línea ferroviaria, al menos en el tramo que llega hasta Oliva. Según Fuster esta reunión "ha sido positiva, pero se seguirá insistiendo a ambas Administraciones para conseguir esta prolongación". Sin embargo, aseguraba que ha cambiado la postura de la Generalitat Valenciana ante este proyecto de gran envergadura para la localidad. Por ello se forzará a la Administración, de forma que sea el Estado el encargado de ejecutar esta primera fase.

    Pero los grupos municipales de la oposición no comparten las afirmaciones del Alcalde de Oliva. El Grupo Municipal Popular acusa a Salvador Fuster por "hacer política de aparador e incumplir de manera reiterada su palabra". Según el concejal popular, Blai Peiró, "su partido no está dispuesto a conocer las gestiones del Alcalde en el tema del tren y la carretera por los medios de comunicación".

    Por ello, consideraba que la utilización de estas dos infraestructuras para hacer política en los medios y presentarse como el único capaz de ejecutar el tren y la carretera, dejando de lado a los grupos de la oposición, refleja la prepotencia del Gobierno Municipal.

    El Portavoz de Unión Valenciana en el Ayuntamiento de Oliva, Pepe Salazar, destacaba que se ha tenido que "enterar de esta reunión a través de los medios de comunicación y no conjuntamente como se realizaba anteriormente". Pero Salazar ha querido hacer patente que "los ciudadanos están hartos de que no se llegue a ningún sitio con este proyecto de tanta importancia para la localidad". Por ello ha destacado: "lo que era una realidad, aún se está esperando".

    Nadie parece ponerse de acuerdo y volvemos a tener problemas con las competencias. Unas competencias que en principio lo son del Estado pero que, pendientes de un convenio que no llegó a firmarse, ahora parece que debería ejecutar la Generalitat.
Desde otros municipios como Gandia, el alcalde Orengo ha aprovechado esta circunstancia para acusar a la Generalitat de no invertir en la Safor, algo a lo que ha respondido de forma inmediata el PP recordando que quien no invierte es el Estado.