El Ayuntamiento presenta la compra un inmueble en el Grao como su nueva medida anticrisis


El Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, y el Concejal de Territorio, Fernando Mut, han anunciado la compra de un inmueble en la calle Císcar del Grao de Gandia como la nueva medida anticrisis, ya que así se podrá dar cabida a cerca de 15 familias con sendas viviendas de protección en régimen de alquiler, por cerca de 300 euros al mes y para que las familias de Gandia puedan por fin tener acceso a una vivienda digna, barata y de calidad.




 

El Ayuntamiento presenta la compra un inmueble en el Grao como su nueva medida anticrisis

La empresa municipal Iniciatives Públiques ha autorizado a Fernando Mut para la compra de dicho inmueble por un precio superior a los 3 millones de euros (concretamente 3.376.000 euros) para tal fin. En este sentido, Orengo ha destacado la importancia de dicho acuerdo para dar respiro a muchas familias de la ciudad de Gandia.

El Ayuntamiento de Gandia se une así a la iniciativa de otras poblaciones como Torrente a la hora de adquirir bienes inmuebles para transformarlos de renta libre a viviendas de protección en régimen de alquiler con el propósito de evitar las típicas subastas y sorteos para muchos jóvenes de la ciudad.

El Alcalde ha señalado que ahora el Ayuntamiento de Gandia tiene la capacidad y el instrumento necesario para poder subrogar y endeudarse a corto plazo para posteriormente poder generar un importante patrimonio de bienes inmuebles, en este caso, en el futuro a largo plazo.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Territorio y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Gandia, Fernando Mut, ha animado a formar parte de dicho proyecto, a todas las familias de Gandia que estén interesadas en participar en este concurso abierto para todos los ciudadanos de Gandia.

En otro orden de cosas, Mut también ha confirmado que la empresa Iniciatives Públiques también se hará cargo de las obras de remodelación de la Vila Nova.

Por último, el equipo de Gobierno ha destacado que ahora y cuando más difícil está la situación como consecuencia de la crisis económica, es cuando más fuerte hay que apostar por generar movimiento comercial e inversor en la ciudad de Gandia y en la comarca de La Safor para generar actividad comercial y puestos de trabajo y hacer frente a la crisis.