Las fuerzas políticas de Gandia se unen y presentan una moción conjunta para solucionar la delicada situación de Finsa Gandia


Vicent Mascarell Tarazona, portavoz del Grupo Municipal Socialista; Fernando Mut Oltra, portavoz del Grupo Municipal Plataforma de Gandia; Arturo Turrón Chisvert, portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, y Josep Miquel Moya Torres, portavoz del Grupo Municipal Bloc-Verdes, presentan ante el Pleno del Ayuntamiento de Gandia, la siguiente moción:




 

Las fuerzas políticas de Gandia se unen y presentan una moción conjunta para solucionar la delicada situación de Finsa Gandia

Faus Group, grupo de empresas histórico de la comarca de la Safor, y con sede social en la ciudad de Gandia, fue adquirida por la multinacional gallega Finsa el año 2006. En el momento de producirse esta operación, Faus Group disponía un total de 1.286 trabajadores y trabajadoras, los cuales ayudaran a obtener unos beneficios de 14 millones de euros y motivaran la expansión hacia el exterior con el establecimiento de una nueva planta de producción en los Estados Unidos.

El año 2007, con el inicio de la crisis económica norteamericana y otros factores de cariz internacional, se ocasionaron unas pérdidas de 4 millones de euros. Estas circunstancias han influido en la reducción del número de trabajadores y trabajadoras llegando a la cifra de 1.050 empleados. Este recorte de la plantilla viene motivado tanto por la finalización, como por la extinción forzosa de la mayoría de contratos temporales.

Actualmente, la empresa tiene en nómina 850 empleados y empleadas. Sin embargo, se debe considerar la coyuntura actual, la cual no es la misma que la situación de hace dos años. Así, ha disminuido el volumen de trabajo, se han reducido las horas extras así como los pluses compensatorios de cuarto turno. Todo esto ha comportado que una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras han sollicitado bajas voluntarias y excedencias.

En estos momentos, a pesar del descenso de la plantilla en los últimos dos años, se ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERO) que afecta al 50% de empleados y empleadas. Además, la ERO forma parte de uno plan de viabilidad que supone unos retales de los derechos sociales adquiridos durante muchos años de lucha, como la congelación del salario, la revisión del mapa de puestos de trabajo signada hace tiempo o la continuidad en el tiempo de descanso.

Según los representantes sindicales del comité de empresa de Finsa Gandia, este Expediente de Regulación de Empleo supone “toda una operación de desmantelamiento encubierto de la planta de producción de Gandia”.