SI HABRÁ HUELGA CITRÍCOLA


CRISTINA PONS - Concejala del partido popular del Ayuntamiento de Oliva




 

SI HABRÁ HUELGA CITRÍCOLA

Después de largas y tensas semanas en el  sector citrícola, las diferentes Organizaciones Agrarias contando con el apoyo  de las cooperativas  han decidido poner toda la carne en el asador y convocar una huelga seguramente para la próxima semana y será de un solo día de paro.
Esta decisión no se ha tomado a la ligera ni es un capricho, sino porque los agricultores se han visto abocados a tomar estas drásticas medidas en estas fechas claves de consumo y decisivas para la exportación, porque no pueden más y han dicho BASTA, HASTA AQUí HEMOS LLEGADO, si hay dinero del Estado para ayudar al sector del automóvil, a la banca, a la industria, al turismo etc… debe de haber del mismo modo para el campo y  para la agricultura y es que parece ser que en los planes del Gobierno para paliar la crisis , generando empleo no se tiene en cuenta a la producción agraria y menos aún a la citricultura, que por cierto solo en la Comunidad Valenciana ocupa directamente cerca de 100.000 personas.
Hasta ahora solo el agricultor se ha visto perjudicado,  es el único que en estos últimos años ha visto incrementar los costes de producción entre un 40% y un 55% entre aumento de abonos fosforados un 200%, nitrogenados un 30%, agroquímicos entre un 30% y un 40%, más energía eléctrica etc… en cambio el precio de las naranjas no solo no ha subido sino que al contrario ha bajado considerablemente e incluso en algunos casos no hay ni precio y para más INRI  en muchas ocasiones las naranjas se quedan colgando por falta de compra.
Luego los robos de toda índole, destrozos en los campos y hasta la climatología  a veces se vuelve adversa con el pobre agricultor.
Cada día nos entran más plagas procedentes de terceros paises que  además de hacernos la competencia en precio y hundirnos las campañas, las plagas no las podemos erradicar con facilidad dado a las pocos productos fitosanitarios que desde la UE nos han dejado para pode combatirlas.
Llegado la hora de recolectar si el calibre no es el adecuado la naranja se queda colgando en el arbol,  que por supuesto  queremos ser competitivos y entendemos que la única forma de serlo es aprovechando el clima excepcional y produciendo calidad , que todo el mundo conozca las naranjas de Valencia, es la unica  arma que  tenemos para salir de la mediocridad, pero  esto es como la pescadilla que se muerde la cola, como el productor no saca para producir, no clarea, no abona … pués…
Las cooperativas y los comercios no están muy boyantes que digamos y es lamentable haber llegado a este punto final.
Para dejar de lamentarnos los agricultores debemos actuar y tomar decisiones por duras que sean y aunque para ello tengamos que asumir el riesgo de nuestra propia desaparición.
Las Administraciones deben reconocer que el sector citrícola prácticamente en la ruina mueve exclusivamente
en valor de fruta un 10% generando a su alrededor  el 90% restante en concepto, como mano de obra, envases, cartón, recolección, productos agroquímicos, intermediarios etc…
Si los agricultores generamos todo este negocio y no sacamos para gastos, siendo cada año más pobres, algo tendremos que hacer, por lo tanto quizás ha llegado el momento de llevar a cabo la huelga y como dice el refrán VALE LA PENA PERDER QUE MáS PERDER.
A continuación tendremos que exigir una Ley de Comercio justa y transparente por la cual cada uno obtenga el beneficio que le corresponda, no queremos nada  más,   solo lo justo por el trabajo realizado.
Esperemos que todo sea por el bien del agricultor y  por consiguiente para el resto de la Comunidad Valenciana.