mjölk


RAFAEL GARCIA TORTAJADA




 

mjölk

Una nueva manera de vestir  un hombre. 

Todos los que hablan acerca de esta marca  pretenden barrer para casa. Australianos y suecos debaten y se disputan  el origen y nacionalidad de Mjölk, perfecta combinación de claves y puntos  fuertes de la moda masculina de este invierno con una propuesta atrevida pero muy divertida. Desde la adopción de las camisas de leñador en diferentes tejidos pasando por uno de los híbridos más representativos de la temporada.Una sabia relación de expresiones se dan la mano en la colección: cierta impresión por los colores vaqueros, tupé y chulería americana de los ´50 junto con la frialdad y constitución austera nórdica de colores fríos y cortes de silueta minimalista. En 2003 John Clarke -ex estudiante de la CENTRAL ST.MARTINS- y Lars Stolen empezaban en suecia la edificación de este símbolo alternativo de en la menswear global. Al año siguiente fue cuando se trasladaron a Australia y ya en ese mismo momento bandas de música como Fanz Ferdinand o Scissor Sisters portaban en giras, camerinos y backstages los estímulos diseños de estos suecos-australianos. Un trabajo de clásica sastrería unido a la ausencia de miedo para tratar con intensidad cromática las prendas masculinas convierten en visionarios a estos diseñadores que llevan marcando pautas desde hace unas cuantas temporadas. El sumo  cuidado y selección de los materiales es una constante; lanas, cachemir o algodón italiano reúnen fuerzas para la consecución de la perfecta prenda contemporánea. Sin duda, la visión un paso más allá de la actualidad en formas y estructuras entendidas por MJöLK interactúa con el prólogo de lo que está por venir y ellos vislumbran. Un consentido aire deliberado por una vuelta al dandismo de mano en bolsillo y actitud comedida a la par que arrogante.
Gigantes pajaritas, chalecos  para llamativos trajes sastre de cintura alta y pernera remangada  se entienden sin problemas con cárdigans de lana y gabardinas, que vuelven decididamente a instalarse para quedarse un rato entre nosotros.  Y así una semana mas se despide vuestro fashionista particular.