Detenido el presunto asesino de la mujer calcinada en Gandia


Las Fuerzas de Seguridad han detenido al presunto asesino de la joven que apareció muerta el pasado viernes en el distrito gandiense de Beniopa, tras haber sido atada y calcinada. La víctima era Silvana Aparecido de Asís, una mujer brasileña de 36 años que ejercía la prostitución en Gandia. El arresto del sospechoso se produjo el pasado miércoles por la noche en la población de la Alcudia por parte de la Guardia Civil de Carlet.




 

Detenido el presunto asesino de la mujer calcinada en Gandia

El joven Mohamed de 26 años, mantuvo una relación sentimental con la víctima y su violencia mostrada en el momento de oponer resistencia cuando dos miembros de la Benemérita le iban a realizar un control rutinario en los alrededores del instituto Els évols de la Alcudia, fue la que le delató finalmente. El sospechoso tenía una orden internacional de busca y captura, además de una orden de alejamiento de la víctima, como consecuencia de las denuncias recibidas por sus supuestos malos tratos.

Según fuentes próximas a la investigación, los agentes les pidieran la documentación a él y a un amigo que en ese momento le acompañaba, pero ambos rechazaron dársela. Hubo una discusión en la que Mohamed llegó a agredir a uno de los guardias. Y esta tensa situación fue la que provocó que finalmente fuera detenido y trasladado hasta el cuartel de Carlet. Fue allí donde su identidad quedó desvelada al introducir sus datos en el ordenador de la Guardia Civil: los agentes comprobaran que se trataba del presunto asesino de la mujer de Gandia. Los investigadores de la Benemérita comunicaron inmediatamente su hallazgo a la Comisaría de Gandia.

El concejal se Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gandia, Vicent Mascarell, ha confirmado dicha información oficial que desde el propio Ayuntamiento gandiense se tiene al respecto de dicha noticia.

Varios agentes de la brigada de Homicidios de Valencia y de la Policía Nacional de Gandia se desplazaron hasta la población de Carlet. Y las primeras investigaciones apuntan que una fuerte discusión entre Silvana y Mohamed la noche del jueves, fue el detonante que llevó al joven marroquí a cometer presuntamente el crimen durante la mañana del pasado viernes 5 de diciembre en el piso que compartían en Gandia, para posteriormente trasladar el cuerpo en el interior de una maleta, hasta una zona conocida como El Calvari, perteneciente al distrito gandiense de Beniopa, donde finalmente la roció con gasolina y le prendió fuego.

La pareja vivía desde el año 2006 en un domicilio de la avenida República Argentina de la ciudad de Gandia. Fuentes jurídicas han señalado que la víctima recibía constantes amenazas de muerte por parte de su pareja porque no quería a que se dedicara a la prostitución.

La manifestación realizada el pasado martes a las puertas del Ayuntamiento de Gandia como señal de protesta, sirvió para que los representantes de las principales fuerzas políticas locales, condenaran el asesinato y pudieran mostrar su rechazo hacia este tipo de violencia de género que por desgracia sufren muchas mujeres en la actualidad en muchas poblaciones como en este caso, Gandia.