Las fallas negociarán con el Consell una licencia para casales falleros


En la reunión de Juntas Locales que se celebraba en Gandia por primera vez, el presidente de Junta Central Fallera, Félix Crespo, relató la actual situación con respecto a las licencias para casales falleros. Una situación nada sencilla y que por decisión unánime pasará por negociar con el Consell de la Generalitat un epígrafe específico al que poder adherirse los casales falleros




 

Las fallas negociarán con el Consell una licencia para casales falleros

La Federación de Fallas de Gandía acogió la noche del lunes día 15, la reunión de Juntas Locales de la Comunidad Valenciana, que contó con la asistencia del presidente de la Junta Central Fallera, Felix Crespo, y el vicepresidente Pepe Boix, que fueron recibidos por el presidente de la FdF de Gandía, Jesús García, la Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Gandía, Liduvina Gil, y la Fallera Mayor, Marta Chafer.

Un total de 40 Juntas Locales Falleras acudieron a Gandía para tratar uno de los asuntos más preocupantes y candentes de las Fallas de la Comunitat Valenciana: la regulación de las licencias de los casales.

Después de visitar el Museo Fallero y el Centro de Interpretación de la Fiesta Fallera, los asistentes que rondaban los 200, cenaron en el restaurante del Museo Fallero y sobre las 23.30 horas comenzó la reunión. Tanto Jesús García como Liduvina Gil agradecieron la presencia masiva de las Juntas Locales.

El delegado de las Juntas Locales de JCF, Rafa Juan, pasó lista a los asistentes y el primer punto del orden del día, el informe de presidencia, sirvió para abrir fuego con el tema de la noche.

 

Situación jurídica

Felix Crespo tomó la palabra y explicó en término jurídicos la situación de indefensión de los casales falleros, haciendo una recapacitación a los asitentes de donde ha derivado el tema y hacia donde quieren los falleros que continue. Esgrimió diversas sentencias judiciales, entre ellas una de Bonrepós i Mirambell donde un juez razonaba en los fundamentos de derecho que durante la semana fallera, se comprendia la actividad diaria en un casal fallero y además que ésta podia ser regulada y autorizada como tal por los Ayuntamientos.

Otra cosa era, como razona el juez quer a lo largo del año se hagan actividades a los casales mas allá de las reuniones habituales de juntas generales derivando en ensayos, playbacks, teatro, reuniones, comuniones, bautizos, despedidas de soltero, bingos, tracas por la noche, música y ambientación hasta las tres de la madrugada, etc. Y ahí es donde confluyen los derechos de los ciudadanos con la fiesta. Entonces, Crespo explicó que se trata de un triángulo condenado al entendimiento, es decir, falleros, Junta Local o Central y Ayuntamiento.

 

El presidente de JCF recordó que los vecinos llaman a la Policía Local y ésta acude y comprueba los hechos, y si hace falta alza la correspondiente acta, pero hay vecino que busca sabiendo que no existe licencia, presentar un procedimiento judicial o un escrito al Síndic de Greuges que acabará en una amonestación al Ayuntamiento de turno al preguntarle por el expediente incoado a una comisión fallera o bien, como en los últimos casos, con cierres cautelares de los casales.

Felix Crespo, después de hacer un razonamiento sobre la situación expuso dos puntos diferentes a los presentes. Por un lado, seguir con la situación de alegalidad dado que no existe una licencia específica con posibilidad de cierre de los locales, o por contrario, arbritar medidas e instar al Consell a que regule esta actividad festera, y en este caso, será una regulación técnica con unos parámetros básicos, recordando que estos no pueden ser diferentes a cualquier otra empresa o local. No se puede aplicar un tipo de ley a los falleros y otro a los vecinos, aseguró Crespo.

 

El propio presidente hizo ver que a los falleros que, por ejemplo, la licencia debería abordar temas como las salidas de emergencia, horarios, insonorización, entre otros, por lo que advertió que, una vez hecha esa licencia ya nadie podrá decir que desconoce la ley o que no ha accedido a ella, porque estará obligado.

Reunión con el Consell

Por último, Felix Crespo anunció que ya se han hecho las oportunas gestiones telefónicas y reuniones personales con la Generalitat Valenciana para que se aborde esta problemática que se aplicará a todos los locales festeros de la Comunitat porque no se hará una ley específica para los falleros.

 

Entonces, explicó la situación y dijo que "la segunda quincena del próximo mes de enero o la primera de febrero se ha previsto una reunión con el Consell para abordar esta cuestión".

Jesús García, viendo la propuesta que encima de la tabla había presentado Crespo, optó por "arrancar de esta reunión de Juntas Locales, un acuerdo, un compromiso para ir todos juntos en busca de una solución".

David Solís, presidente de la JLF de Aldaia, dio lectura a un escrito que repartió y solicitó continuar con la recogida de firmas por parte de las fallas y juntas locales, así como por las fallas de Valencia y presentarlas en la Generalitat.

 

Crespo le respondió que él representaba a las más de 380m fallas de Valencia y que buscaba el consenso de todas, independientemente de que Aldaia quisiera continuar con la recogida de firmas, pero que seria bueno ir todos juntos y de la mano.

El presidente de JCF cogió la propuesta de Jesús García de traer ese acuerdo y por unanimidad se acordó presentarlo en la reunión de los próximos meses con el Consell, cogiendo el acuerdo de Gandía como una muestra de conformidad de todas las Juntas Locales Falleras de la Comunitat Valenciana.

 

Después se trataron diversos temas relacionados con actividades de los próximos meses, finalizando la reunión alrededor de la una de la madrugada, en un ambiente de satisfacción por parte de todos los asistentes.

Acudieron a la reunión de Gandía las Juntas Locales Falleras de Alacuás, Albal, Aldaia, Alfafar, Algemesí, Alginet, Alzira, Benaguacil, Benetuser, Benifaio, Bétera, Bunyol, Burriana, Carcaixent, Catarroja, Cullera, Denia, Godella, Vall d'Uixó, Massamagrell, Moncada, Oliva, Paiporta, Paterna, Pego, Picanya, Puçol, Ribarroja, Sagunt, Sedaví, Silla, Sueca, Tavernes de la Valldigna, Torrent, Turís y Xátiva. Algunas acudieron acompañadas por alcaldes y regidores de fiestas.