LAS ORGANIZACIONES AGRARIAS APLAZAN LAS PROTESTAS POR LA BUENA DISPOSICIÓN NEGOCIADORA DE LA GENERALITAT


CRISTINA PONS - Concejala del Partido Popular del Ayuntamiento de Oliva




 

LAS ORGANIZACIONES AGRARIAS APLAZAN LAS PROTESTAS POR LA BUENA DISPOSICIÓN NEGOCIADORA DE LA GENERALITAT

El pasado día 17, LA Unión, Ava-Asaja y Upa-PV,  con la aquiescencia de las cooperativas agrarias valencianas que se han mantenido en todo momento a la expectativa de lo que fueran a  realizar los diferentes sindicatos agrarios, la decisión ha sido aplazar de momento las protestas y el paro nacional convocado para estas próximas fechas navideñas, debido a la buena predisposición negociadora de la Conselleria de Agricultura. No es definitivo, solo queda aplazado y si el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino no muestra la misma actitud a la hora de concretar las medidas propuestas para aliviar la crisis citrícola a corto plazo y para corregir los problemas estructurales que tiene el sector, si no se toma en serio y se da de nuevo la callada por respuesta se retomará en fechas próximas.
La Administración Autonómica ha mostrado claramente  la intención de asumir la mayor parte de la reivindicaciones  suscritas por las tres  entidades convocantes del paro citrícola, que le  entregaron el documento en mano  a la consellera de Agricultura Maritina Hernández.
Los representantes de los citricultores valencianos esperan la misma reacción del departamento de la Ministra Elena Espinosa, que el pasado día 16 recibió la tabla reivindicaciones que corresponden a su ámbito de competencias y que a su vez se debería mediar para que los gobiernos del resto de regiones citrícolas, se involucren del mismo modo para tratar de solucionar la grave crisis.
Es imprescindible se dé una actuación política, presupuestaria y coordinada geográficamente entre las máximas autoridades agrarias del pais, incluidas Andalucía, Murcia, Cataluña y Comunidad Valenciana.
Esperemos ahora que se acerca la Navidad y que es hora de reflexión y buenos deseos, pongan  toda su atención  y asuman cada una de las Administraciones  su deber de cumplir con las medidas propuestas en las diferentes tablas de reivindicativas para ayudar a salir o por lo menos a paliar la crisis y trasladando un poco de ilusión, solo un poco, para que día a día y a medio y largo plazo, veamos que la grave crisis se dilucide o desvanezca, y se pueda continuar produciendo esos magníficos frutos que tantos beneficios han aportado a la Comunidad Valenciana  del mismo modo que a España.
Feliz Navidad y que el 2009 traiga bajo del brazo contratos con precios dignos para los agricultores, beneficios para el comercio y precios asequibles para que todos los consumidores puedan saborear y degustar nuestras naranjas.
Hasta pronto.