Gandia ya cuenta con un juzgado de violencia de género pero... ¿es suficiente para acabar con esta lacra social?


Como no podía ser de otra manera (hoy es portada en todos los medios de la comarca) hemos decidido hacer el Colorín Colorado de hoy sobre el juzgado número 1 de violencia de género que se inauguraba ayer en Gandia. Hemos querido averiguar si nuestros ciudadanos conocían de la noticia y si piensan que este juzgado va a ayudar a mitigar los casos de violencia doméstica en la comarca de la Safor.




 

Gandia ya cuenta con un juzgado de violencia de género pero... ¿es suficiente para acabar con esta lacra social?

Aunque la mayoría de nuestros ciudadanos no conocían de la inauguración, la mayoría opinaba que seguro que este nuevo servicio ayudará a reducir los casos de violencia de género. No obstante, no todos eran de la misma opinión.

 

Como por ejemplo  Paco Martínez, de 32 años. Este joven explicaba que aunque contar con este juzgado puede ser importante, nunca se va a poder terminar con la violencia de las personas. Paco alegaba ya no sólo a la violencia de género sino a todo tipo de violencia. En su opinión, el problema no radica tanta en las leyes contra la violencia sino más bien en la mentalidad de las personas y la cultura a la que pertenezcan.

 

Francisco Pericas, de 49 años, opinaba parecido. Explicaba que lo que falla es la tolerancia de las personas. La educación en sí, que es donde hay que empezar. Este señor indicaba que la esperanza hoy en día está en los jóvenes, ya que desde el colegio se les debería educar en la tolerancia y el respeto. En cuanto al nuevo juzgado de Gandia, Francisco Pericas explicaba que siempre es una buena noticia siempre y cuando ayude a que los trámites vayan más ágiles.

 

Pascual Martínez, de 45 años, tampoco conocía la noticia aunque sabía que había pretensión en Gandia de abrir uno. Este señor indicaba que supone que será beneficioso para la ciudad pero a largo plazo. En cuanto a si cada vez hay más casos de violencia de género o menos, Pascual manifestaba que en su opinión no hay un aumento de los casos de violencia de género, sino que siempre ha habido y sus causas radican en la existencia de una educación machista y la poca atención que se ha puesto en estos casos hasta hace bien poco.

 

Jéssica Venerosa, de 28 años, no tenía muy claro si este juzgado va a ayudar a reducir los casos de violencia de género, deducía que si lo han inaugurado será porque se hace necesario y expresaba que en su opinión cada vez hay más casos de violencia machista.   

 

Begoña Granados, de 36 años, ha sido la única que conocía la noticia, se enteró ayer mismo y manifestaba que le parece un servicio muy importante y necesario para la ciudad. Esta joven explicaba que la educación machista y la progresiva independencia de la mujer es el principal detonante para que surjan casos de este tipo. No obstante y en su opinión, este es un problema actual del que tiene la esperanza que en un futuro desaparezca.

 

 

Conclusiones: Sin duda, la educación machista ha salido en boca de nuestros ciudadanos como la causa principal de que haya violencia de género. Un problema que según nuestros entrevistados existe de toda la vida pero que quizás se conoce más ahora porque la sociedad ha avanzado y la mujer se ha hecho más independiente y lucha por la igualdad de derechos. Si algún se acabará con este tipo de situaciones o no, las esperanzas varían según nuestros entrevistados de hoy. Unos auguraban que si se lucha desde las escuelas para imponer entre todos nosotros una educación basada en el respeto sí que posiblemente pueden acabar pero otros indicaban que la violencia es innata en el ser humano, está en las mentes como arma de poder y sea cual sea el motivo, siempre va a estar presente. No obstante, el hecho de que en Gandia ya se cuente con un juzgado de violencia de género es algo que todos han valorado positivamente.