¿Nos vamos de porrat?


Hoy nos hemos puesto festivos y tradicionales y hemos querido hablar con nuestros ciudadanos de los porrats. Una festividad de la que nadie nos ha sabido contar su historia pero a la que acuden año tras año a pasar el día en familia y con amigos.




 

¿Nos vamos de porrat?

La historia de los porrats suele venir asociada a una ermita. Antiguamente en el día de la festividad del patrón de la ermita la gente de otras poblaciones peregrinaba para acudir a la ermita y rendirle culto. Por ello comenzó a ver una afluencia de puestecitos en estos días entorno a la ermita que los vendedores aprovechan para conseguir ingresos extra. Hoy en día toda esa tradición se ha convertido en una festividad en la que en vez de puestecitos podemos encontrar importantes ferias artesanales y de alimentación.

 

Nosotros hemos querido averiguar si a nuestros ciudadanos les gusta ir, si aprovechan para bendecir a sus animales y qué les parece que la ermita de Benirredrá esté cerrada.

 

Ana Lloret, de 44 años, indicaba que ella año tras año suele acudir a varios porrats. Indicaba que la pasada semana por las inclemencias meteorológicas no pudo acudir al de Beniopa, que se canceló, pero este fin de semana tiene claro que acudirá al de Benirredrá porque le queda más cerca. Esta señora nos comentaba que le gusta a ir con su familia por ver el ambiente y los productos que se venden en los porrats. En cuanto a la bendición de los animales, mantiene que se trata de una tradición muy pintoresca que le encanta ver.

 

 

Una verdadera lástima es lo que decía nuestra entrevistada sobre el cierre de la ermita de San Antoni de Benirredrà. Parecido opinaba Silvia Jorge, de 40 años, con respecto al cierre de la ermita de San Antoni. Esta señora indicaba que se trata de un bien histórico que debería de poder ser disfrutado por todos. En cuanto a los porrats, Silvia comentaba que ya ha acudido a algunos: al de Potries y el de Rótova e indica que se pasa muy bien en familia, sobre todo los más pequeños.

 

Emilio Moya, de 65 años, comentaba que él suele acudir a casi todos los porrats. No conocía la tradición del por qué se hacen, pero manifestaba que lo que más le gusta es visitar los puestecitos de embutido. Este señor comentaba que la tradición de los porrats y la de bendecir a los animales le parece muy bien y que se debería de cuidar y mantener. Pero lo mismo opinaba de la ermita de Benirredrá. Este señor se mostraba indignado de que la hayan asaltado 

 

Jose Porta, también de 65 años, explicaba que él acude siempre a todos los porrats y este fin de semana también piensa ir. Indicaba que es una costumbre de toda la vida y que le encanta ir. Este señor explicaba que él siempre ha llevado a sus animales a bendecirlos al porrat y todavía continúa haciéndolo.

 

Nuestra última entrevistada también era de la opinión que las costumbres hay que mantenerlas y si ella tuviera animales también los bendeciría. Se trata de Yolanda Martínez, de 45 años, comentaba que a ella le gusta ir a todos los porrats que puede. De entre los que más le gustan ha destacado los de Potries, Beniopa, Benirredrá, y Rótova.

 

Conclusiones: La tradición de acudir a los porrats es bastante secundada por la ciudadanía, sobre todo por la gente más mayor. Nuestros entrevistados de hoy coincidían en que les encanta acudir para pasar un buen rato en familia disfrutando de los mercados que se montan pero también de cuestiones más particulares como por ejemplo, el momento de la bendición de los animales. Tan sólo hemos encontrado uno de nuestros entrevistados de hoy quien confesaba que él bendice a los suyos siempre. En cuanto a l tema de la ermita de Benirredrá la mayoría ha coincidido que este patrimonio artístico debería de estar abierto de cara al público o al menos más vigilado de posibles ataques vandálicos.