Las Falleras Mayores de Gandia del 2006 visitan los estudios de Cope Onda Naranja


Carmela Camarena Salvador y María Ruano Llinares, Falleras Mayores de Gandia en el año 2006, acompañadas del Presidente de la Junta Local Fallera, Jesús García, han visitado los estudios de Cope Onda Naranja, para asistir al programa El Que Volem Saber, programa en el que han conversado con Esther Cerveró y Carmen Berzosa, sobre las presentaciones que protagonizaron el pasado fin de semana. Ambas falleras han coincidido en que se trata de uno de los actos más emotivos del reinado. Han coincidido igualmente ambas falleras al valorar muy positivamente la reacción de toda la ciudadanía ante su reinado, y el calor con que el público en general las trata, no sólo en los actos falleros, sino también en sus vidas cotidianas. Por su parte, Jesús García, se ha mostrado satisfecho por el desarrollo de ambas presentaciones falleras, que este año presentaban importantes novedades, y ha querido matizar, que las novedades no vienen por la creencia de que las anteriores ejecutivas no hubieran realizado un buen trabajo, sino por la intención de seguir evolucionando y por tanto mejorando día a día. García ha asegurado que en su legislatura se marca dos objetivos fundamentales, por un lado la construcción del Museo Fallero, y por otro lado el llevar delante de forma efectiva la Federación de Fallas.




 

Las Falleras Mayores de Gandia del 2006 visitan los estudios de Cope Onda Naranja

No hubo color en el partido. Desde el principio se vio que el Oliva lo iba a tener muy complicado para puntuar en el campo de la Murta de Xátiva ante un Ontinyent muy crecido y superior.

Otra vez, el partido estuvo condicionado por el tempranero gol del rival. Los olivenses vieron como su portería se perforaba a los pocos minutos del comienzo. Y es que una vez más, el comienzo del conjunto olivense fue malo.

El equipo de Suso Monzó, con numerosas bajas, no llegó a inquietar la puerta del rival en todo el encuentro, salvo la ocasión que desaprovechó Kike en la recta final del mismo cuando el partido ya estaba sentenciado.

La séptima derrota de la temporada a domicilio se finiquitó prácticamente en la primera parte, después del 2 a 0 en contra con el que se llegó al descanso.

En el segundo período fue más de lo mismo. Un Ontinyent lanzado, amo y señor de la situación, ante un rival muy flojo y sin llegada.

Al final, 3 a 0 y el Oliva que termina el 2005 situado en zona de descenso. Bien le vendrán las fiestas para tomar nuevos bríos y afrontar el nuevo año con más fuerza.