Señoras y señores... ha llegado ¡el circo!


En el programa el Colorín Colorado de las mañanas de COPE Onda Naranja hoy nos hemos puesto un poco melancólicos y hemos decidido echar la vista atrás en el tiempo, hacia nuestra infancia, para hablar del circo. Hemos querido averiguar qué piensan de este tradicional espectáculo nuestros ciudadanos, si creen que se está perdiendo la costumbre de acudir al circo y si ellos tienen pensado ir este fin de semana al que acaba de llegar a la ciudad gandiense.




 

Señoras y señores... ha llegado ¡el circo!

El primero de nuestros entrevistados, Juan Carlos Borrás, 40 años, sí sabía que el circo ha llegado a la ciudad. Indicaba que a él sí le gusta el circo, que lo que más le gusta son los malabaristas y que es una pena que se esté perdiendo la tradición de acudir. No obstante, explicaba que prefiere ir a los circos que se instalan en Valencia más que a los que se ponen en Gandia, ya que, en su opinión tienen menos calidad.

 

Otro que también piensa acudir al circo este fin de semana y sobre todo por sus nietos es Salvador Micó, un señor de 72 años. Micó comentaba que se ha perdido una barbaridad la tradición de ir al circo, que antes, cuando él era niño todos estaban esperando con mucha ilusión la llegada del circo a la ciudad y ahora no, posiblemente, indicaba porque hay muchas más distracciones infantiles como la tele, los videojuegos…etc. Salvador Micó comentaba que el circo es una tradición muy bonita y que no debería de perderse.

 

Isabel García, de 32 años, comentaba que a ella sí le gusta el circo pero que esta vez no piensa ir porque la crisis le ha afectado a su economía y ha decidido recortar en gastos. Ya que éste podríamos definirlo como un gasto no de primera necesidad, ha decidido prescindir de él.

 

Por otra parte, un señor de 85 años, el señor Muñoz, nos comentaba que él piensa acudir con sus nietos este fin de semana. Para él lo que más le gusta del circo son los payasos, porque indicaba, es lo que más gusta tanto a niños como a mayores. Este señor también era de la opinión que es una pena que se esté perdiendo la tradición de acudir al circo. 

 

Parecida era la opinión de nuestro último entrevistado, Javier Maño, de 39 años, quien explicaba que ahora los grandes circos se comen la popularidad de los pequeños, de los que van de pueblecito en pueblecito. Este joven comentaba que él ha tratado de llevar a sus hijos al circo y curiosamente a sus hijos parece que no les gusta mucha ya que les da miedo los espectáculos de animales e incluso lo de los payasos. Para este joven la decadencia del circo ya lleva muchos años, incluso, cuando ya se daba cuando él era pequeño.

 

Conclusiones: está claro que todos nuestros ciudadanos son de la opinión de que es una pena que la llegada de un circo a la ciudad no provoque tanto entusiasmo entre los vecinos como antaño. Todos coinciden que el circo es un espectáculo al que le gusta acudir y que sobre todo disfrutan llevando a los más pequeños, sean hijos, nietos o sobrinos. No obstante, nadie ha negado que también les guste a ellos como adultos. ¿La idea a destacar del día?, que las tradiciones, como el circo, según nuestros entrevistados, no han de perderse.