¿Cree que La Safor va a albergar más despidos y cierres de empresas?


En el Colorín Colorado de hoy de las mañanas de Cope Onda Naranja hemos querido hablar de la crisis económica y de cómo ven nuestros ciudadanos las perspectivas para este año 2009. Hemos entrado en el año con el anuncio del cierre de la empresa Carpema y Puertas Chova y el despido de sus 130 trabajadores y hoy una de las noticias del día es la decisión de los empleados de Tableros Faus de Gandia, de aceptar el nuevo ERE que Finsa ha acordado con los sindicatos. En vez de despedir a 435 trabajadores y cerrar la fábrica se ha llegado al acuerdo de despedir a 325, 110 menos y no desmantelar la fábrica.




 

¿Cree que La Safor va a albergar más despidos y cierres de empresas?

Los ánimos están decaídos por la mayoría de nuestros ciudadanos quienes piensan que va a continuar habiendo despidos, pero también hemos encontrado a otros que albergan esperanza e ilusión porque la crisis acabe pronto, al menos se solucione cuanto antes, o se sobrelleve de la mejor manera posible.

 

Federico Bellver, de 55 años, explicaba que dada la tendencia actual de crisis económica la noticia de Tableros Faus al fin y al cabo es positiva pero indica que no se están creando expectativas positivas para este año. En su opinión continuarán habiendo despidos y cierres de empresas en la comarca. Federico indicaba que en La Safor lo único que queda prácticamente ya son empresas pequeñas o medianas que encima no están recibiendo ayudas. él mismo acaba de venir del banco y se ha encontrado con que las ayudas de la Generalitat para la refinanciación de la mediana empresa se han agotado. 

 

Otro de los afectados por la crisis es nuestro siguiente entrevistados, Javier Lorente, de 42 años. Este joven es uno de los empleados que quizá se vayan al paro por los despidos de Tableros Faus. Javier Lorente indicaba que él justamente tendrá suerte porque si se va al paro empezaría trabajando en otra empresa de Gandia, no obstante, manifiesta que la realidad para el resto de sus compañeros es bastante más negativa. Este joven no se fía de las ayudas del gobierno.

 

Javier Viciano, de 42 años, es uno de los afectados por los despidos. En este caso, de la empresa Mas Visión de Gandia. Javier comentaba que la noticia de Tableros Faus al menos es positiva pero describe el año 2009 como bastante complicado. En su opinión es toda la sociedad la que tiene que implicarse para salir adelante además de las medidas que se están adoptando por parte de los distintos gobiernos. Este señor se mostraba incrédulo ante las ayudas del gobierno central, el plan de Zapatero, puesto que indica que no sabe si finalmente todo el dinero que se ha concedido llegue después a beneficiar al ciudadano. No obstante, alegaba, las esperanzas en que todo se mejore nunca se pueden perder.

 

Otra que albergaba buenas esperanzas es Marcela Roig, de 45 años, manifestaba que según los expertos en economía la mala temporada sólo va a durar este año 2009 pero que poco a poco se va a solucionar. Esta mujer acogía buenas esperanzas, indicaba que el gobierno se está volcando en dar ayudas y que además la banca también se ha comprometido. Marcela era de la opinión de que hay que mantenerse positivos para que esta situación pase pronto.

 

Antonio Rovira, de 46 años, explicaba que es un mal año para todo el mundo aunque él mantiene la esperanza de que la economía se recupere y no haya más despidos masivos ni cierres de empresas.

 

 

Conclusiones: Las perspectivas de futuro son bien distintas entre unos ciudadanos y otros. Algunos de nuestros entrevistados se mostraban pesimistas e indicaban que los despidos actuales no son más que el empezar de una larga lista y otros, sin embargo, opinaban que no hay que perder la esperanza y que sin duda, la crisis se va a solucionar. En cuanto a si las ayudas por parte del gobierno central y la Generalitat unos se mostraban recelosos con ellas y los más positivos indicaban que lo más seguro es que ayuden un poco a salir del bache. No obstante y de primera mano, hemos podido saber que las ayudas a las empresas por parte de la Generalitat para refinanciar sus deudas ya se han agotado y los bancos no conceden.