El TSJ obliga a una empresa a restaurar los terrenos afectados del Marjal de la Safor


El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha desestimado el recurso de apelación presentado por uno de los propietarios de la empresa de mármol Compac, contra la sentencia del año 2005, que ordenaba el establecimiento de una sanción y la reposición de unos terrenos situados en la zona húmeda del marjal de la Safor al estado en que se encontraban antes de ser soterrados por los materiales procedentes de la actividad de la empresa mencionada.




 

El TSJ obliga a una empresa a restaurar los terrenos afectados del Marjal de la Safor

Se trata de una operación de desescombro de la zona húmeda que el propietario ha evaluado en más de 3 millones y medio de euros y a la que además tendrá que hacer frente mediante el pago del importe correspondiente a la sanción correspondiente.

Según ha explicado el abogado de Ecologistas en Acción, José Luis Ramos, los propietarios de Mármol Compac compraron a principios del año 1990 una parcela en el término municipal de Tavernes de la Valldigna, situada dentro del denominado Marjal de la Safor, que se incluye en el catálogo de zonas húmedas. Y según el abogado, desde el año 1995: "los fangos que generaba esta fábrica en la producción de piezas de mármol los depositaban en la mencionada finca, a pesar de que se trataba de suelo especialmente protegido, en lugar de llevarlos a un vertedero autorizado y controlado”.

Además, el Abogado ha manifestado que esta zona del Marjal de La Safor se ha visto claramente transformada con la desaparición de grandes superficies de agua. Y que la empresa denunciada ya no puede alegar nada más ni alargar el proceso porque ha agotado la vía judicial y ahora se trata de una sentencia en firme.

Por último el abogado también ha señalado que la empresa tiene 2 meses de plazo para iniciar la ejecución de la sentencia y empezar con el desescombro de esta zona húmeda con el objetivo de restaurar los cien mil metros cuadrados de superficie protegida y declarada además, como lugar de Interés Comunitario por la Unión Europea.

En cuanto a la preocupación de colectivos ecologistas, hay buenas noticias porque los técnicos confían en la recuperación ecológica total de dicha zona afectada.

Una operación de desescombro de la zona húmeda de la Safor y a la que además habrá que añadir el importe de la sanción correspondiente y que ya ha sido evaluada en más de 3 millones y medio de euros para el propietario de la empresa responsable (mármoles Compac) que ha sido denunciada.