Medio Ambiente y Vivienda invertirá 277.000 euros en el área de rehabilitación El Raval de Gandia


La subvención prevista servirá para reurbanizar las calles Canonge Noguera, Baix, Oliva y del Forn. La actuación sobre estos viales abarcará una superficie cercana a los 3.000 metros cuadrados.




 

Medio Ambiente y Vivienda invertirá 277.000 euros en el área de rehabilitación El Raval de Gandia

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda invertirá 277.000 euros en el área de rehabilitación El Raval-Eixample Prado declarada por el Consell en el municipio de Gandia. La intervención propuesta por el Ayuntamiento para reurbanizar las calles Canonge Noguera, Baix, Oliva y del Forn cumple los requisitos para poder recibir las ayudas establecidas en el Decreto 81 del Consell para la rehabilitación y la renovación urbana.

 

La directora general de Vivienda y Proyectos Urbanos, Mª Jesús Rodríguez, ha destacado “la importancia de respaldar actuaciones de mejora y acondicionamiento de calles en los barrios y zonas que han sido declarados áreas de rehabilitación y en las que es necesario aplicar medidas especiales de protección y de recuperación para potenciar su conservación y mejora del tejido residencial”.

 

En este sentido, -ha continuado la Directora- “las ayudas de la Generalitat para realizar proyectos urbanos sobre viales y espacios públicos contribuyen a la revitalización y puesta en valor de estas áreas y, son tan importantes como las subvenciones que se conceden a los propios ciudadanos para rehabilitar edificios y viviendas, con el fin de mantener los distintos barrios de nuestras ciudades en un buen estado de conservación”.

Sustitución de instalaciones

 

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, ha declarado la viabilidad para la reurbanización, por un lado, de las calles Canonge Noguera, Baix, Oliva, que podrá recibir una subvención de unos 218.400 euros, y, por otro, de la calle del Forn, con una inversión de 59.200 euros. Entre todos los viales, la actuación abarca una superficie cercana a los 3.000 metros cuadrados.

 

La intervención tiene por objeto la sustitución de las instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento, alumbrado y electricidad, así como la colocación de un nuevo pavimento y la incorporación de mobiliario urbano. Con este proyecto se pretende la mejora funcional y estética del área en correspondencia con su relevancia histórica, y favorecer también la ocupación de viviendas en la zona. La actuación se realizará también de forma coherente con las características arquitectónicas y urbanísticas del área.

 

El trabajo e inversión que la Generalitat destina a este tipo de actuaciones revelan el creciente interés del Gobierno Valenciano por rehabilitar barrios de nuestra Comunitat, a través de la reurbanización de los viales de nuestras ciudades y mejorando las infraestructuras y redes de comunicación de las áreas urbanas de estas localidades como premisa para asegurar un entorno habitable y de calidad para los ciudadanos.