¿Qué le parece que la ermita de Sant Antoni pueda ser habitada?


En el Colorín Colorado de hoy de La Mañana de Cope Onda Naranja hemos tratado un tema relacionado con el patrimonio cultural. La ermita de Sant Antonio de Benirredrá ha sido polémica en los últimos meses y hoy la Comisión de Cultura ha debatido la idea de que entren a vivir en ella cuatro religiosas.




 

¿Qué le parece que la ermita de Sant Antoni pueda ser habitada?

Hemos querido averiguar qué piensan los ciudadanos de esta decisión, si creen que es la más óptima para que en la ermita cese el vandalismo y si creen que con esta llegada de moradoras se solucionarán las reivindicaciones de la ciudadanía con respecto a la entrada a la misma.

 

Pilar, de 60 años, indicaba que le parece bien esta decisión aunque temía un poco por la seguridad de las religiosas. Indicaba que contra el vandalismo no hay solución porque explicaba, hoy en día hay muy poquita educación. Pero no obstante, y referente a los problemas de la ermita piensa que esta será una media solución. Así mismo, apostaba porque además pueda haber presencia policial.

 

Otro que tampoco estaba muy convencido sobre si la llegada de estas monjas va a ser la solución a los problemas de vandalismo es Luís Riquejo, de 36 años.  Este joven opinaba que el hecho de que haya presencia allí frenará en algo a los delincuentes. En cuanto a la apertura al público de la ermita, Luis comenta que estén ellas viviendo o no, se podían haber hecho antes horarios de apertura.

 

Otra que tampoco conocía la polémica sobre los accesos a la ermita es Isi Tobaruela, de 55 años. A esta mujer le parece que esta decisión de la Comisión de Cultura es muy buena idea puesto que las religiosas ayudarán a conservar el templo religioso.

 

Nuestro siguiente entrevistado, Fran Martínez, de 26 años, opinaba parecido a nuestra anterior entrevistada. Para este joven que lleguen las religiosas al templo puede ser beneficioso para la conservación del estado de la ermita. En cuanto a si solucionará los problemas de vandalismo, piensa que no le extrañaría que siguiesen produciéndose. No obstante, este joven comentaba que, pese a todo, le parece una muy buena idea para que se revalorice la ermita como destino turístico.   

 

Nuestro siguiente entrevistado, un joven de 43 años, también opinaba positivamente respecto a esta decisión. No sabe si esta va a ser la solución definitiva para los problemas de la ermita pero comentaba que habiendo gente viviendo allí es mucho mejor que estando la ermita abandonada.

 

Conclusiones: Los ciudadanos valoran positivamente la idea que en la ermita vayan a vivir allí cuatro religiosas aunque la mayoría no se muestra muy convencida de que esta pueda ser una posible solución contra los problemas de vandalismo. Los ciudadanos tienen sus dudas. No obstante, y como decimos, todos han aplaudido la idea.