Barx aprueba sus presupuestos municipales


Barx aprueba sus presupuestos municipales, en la primera actuación de María Hernandis como alcaldesa de la localidad, ha conseguido aprobar el documento presupuestario tan sólo unas semanas después de acceder a la alcaldía. Hernandis ha asegurado que se trata de un documento consensuado con los grupos de la oposición, pese a que sólo consiguió el respaldo del BLOC. El presupuesto asciende a 1.150.000 euros y cuenta con dos intervenciones que han sido consideradas las más destacadas, la peatonalización de la calle mayor y la canalización del alcantarillado en una de las zonas del municipio, actuaciones para las que se cuenta con ayudas de la Diputación y la Generalitat.La alcaldesa ha asegurado que a la hora de iniciar las labores al frente de la alcaldía, ha ofrecido a los dos grupos de la oposición la posibilidad de tener delegaciones o cargos de representación, opción que de momento han rechazado, pero que se van a replantear para un futuro.




 

Barx aprueba sus presupuestos municipales

El Bloc de la Safor ha criticado hoy a la Generalitat Valenciana y los cuerpos de prevención y extinción de incendios por su actiuación en el incendio del Mondúver. Los concejales de Xeresa, Tomás Ferrandis y de Xeraco, Antoni Martí, así como el secretario de Organización, Felip Pastor, han asegurado que el viento -principal causa de propagación apuntada desde el Gobierno autonómico- sólo sopló el viernes por la noche y el sábado por la mañana; y que por tanto a partir de la tarde las condiciones eran óptimas para una intervención rápida, que sin embargo, no se realizó.#foto2der#

 

Ferrandis, ha asegurado que la principal causa para la propagación de las llamas se basó en la descoordinación de los efectivos, que sumado al hecho de que existían pocos medios, hizo imposible que se controlara el fuego con rapidez y efectividad. Además ha señalado, que desde le Generalitat, se infravaloró la magnitud de esta tragedia natural.#foto3izq#

 

Por su aprte, Antoni Martí, ha indicado que ni la  Policía ni Protección Civil no sabían donde se encontraban las bases de riego, los motores, ni los caminos.