El Consejo de Administración de la empresa Iniciativas P´´ublicas de Gandia S.A. aprueba las cuentas del año 2008


El Consejo de Administración de la empresa municipal Iniciativas Públicas de Gandia S.A., se reunió ayer en el Ayuntamiento de Gandia para aprobar las cuentas de iniciativas de las tres empresas participadas (Vivienda, Turismo y Deporte) del año 2008, según ha informado hoy el Alcalde, José Manuel Orengo, y el Regidor de Territorio, Fernando Mut.




 

El Consejo de Administración de la empresa Iniciativas P´´ublicas de Gandia S.A. aprueba las cuentas del año 2008

Orengo ha mostrado su satisfacción esta mañana en rueda de prensa al mostrar la buena marcha de la empresa pública, así como de la eficiencia y la eficacia de iniciativas a la hora de desarrollar sus proyectos de carácter social.

 

El Alcalde de Gandia aseguraba que “las empresas públicas son permanentemente criticadas por la oposición de una manera salvaje cuando están cumpliendo de una manera clara y transparente con una finalidad claramente social y con la máxima eficacia y eficiencia”.

 

La empresa pública lleva adelante proyectos como son la rehabilitación del grupo Porta, la reforma del edificio del antiguo mercado municipal, el programa SOS Vivienda, la compra del salón Natalia como Centro de Convivencia de Personas Mayores, la construcción de 25 viviendas protegidas en el sector Benipeixcar III y la reforma integral del degradado Barrio de Simancas, donde la empresa ya ha adquirido 21 de las viviendas.

 

José Manuel Orengo explicaba que Iniciativas ha obtenido un beneficio neto de 28.000 euros. La deuda  a corto plazo se sitúa en 8 millones de euros y a largo termino en 11 millones de euros, “7.4 de los cuales son créditos hipotecarios de bienes inmuebles que la empresa ha comprado”.

 

El Consejo de Administración de Iniciativas Públicas de Gandia ha puesto a disposición de los concejales que representan a los partidos de la oposición toda la documentación necesaria “más allá de lo que marca la ley”, aseguraba Orengo. Además, exigía “la responsabilidad que marca estar presente en un consejo de administración porque ese órgano de dirección no es un circo ni un lugar en el que hacer política de partido”.