Fran Soria será el nuevo Portavoz del Grupo Municipal Popular de Oliva


El Ayuntamiento de Oliva celebró ayer una sesión plenaria que estuvo marcada por la polémica producida a lo largo de las pasadas semanas, entorno a la crisis interna del Partido Popular de la ciudad. Sin duda, los puntos que tenían que ver con la sustitución de portavoz titular y suplente del grupo, así como el dictamen que tenía que ver con la sustitución del concejal del grupo que ejerce el cargo con dedicación exclusiva provocaron discrepancias entre los mismos miembros del grupo municipal que expusieron sus conclusiones.




 

Fran Soria será el nuevo Portavoz del Grupo Municipal Popular de Oliva

El primero en comparecer fue el concejal popular, Blai Peiró, que pidió en el pleno que este asunto se quedara sobre la mesa y no se debatiera, ya que aseguró que se trata de una problemática que pertenece al funcionamiento interno del grupo. Peiró explicó que “en los plenarios hay que presentar soluciones y no problemas internos. De forma que destacaba que “no hay ninguna base legal para adoptar estos acuerdos en la sesión”. Según el concejal popular, el estatuto del partido popular debería de regular el funcionamiento del grupo municipal. Con todo, explicaba que la propuesta de sustitución y el documento escrito carece de valor y no tiene legitimidad, de forma que “esta actuación nos parece una burla a los vecinos, porque hay problemas más graves que resolver”.

 

Por su parte, el actual Portavoz del Grupo Municipal Popular de Oliva, Fran Soria, aseguró que es “incongruente el discurso de Peiró, porque ya se debatió esta problemática en el seno del grupo y, por ello, siguiendo las recomendaciones no voy a debatir esta cuestión en el pleno”.

 

El Alcalde de Oliva, Salvador Fuster, intervino en este punto afirmando que “se trata de un problema grave y que afecta al Partido Popular”. Comentaba que si no están conformes con el castigo de sus cuatro compañeros del grupo popular y junto al informe jurídico preceptivo elaborado por el secretario del Ayuntamiento podrían recurrir.

 

El concejal popular, Carlos Canet, también tuvo unas palabras en este debate. Canet manifestaba que no entiende como desde el mismo partido se puede disparar hacia el número 1. Con su destitución Carlos Canet, aseguraba continuar trabajando con dureza desde la oposición.

 

Con todo, la propuesta prosperó y se votó en el pleno. De este modo, se aprobó con las abstenciones de los socialistas, Bloc, Unión Valenciana, y el concejal no adscrito, los votos en contra de Canet, Peiró y Pastor; y los votos a favor de Fran Soria, Cristina Pons, Vicenta Tercero y Samuel. Así pues, desde ahora el cargo de Portavoz Popular en el Ayuntamiento de Oliva estará a manos de Fran Soria y el cargo de concejal del grupo con dedicación exclusiva, Cristina Pons.