¿Afecta la crisis a las vacaciones de Semana Santa?


En el Colorín Colorado de La Mañana de COPE Onda Naranja hemos decidido imbuirnos del espíritu de la Semana Santa y hemos salido a la calle a preguntar cómo ven nuestros ciudadanos estas fiestas. Hemos querido enfocar las preguntas al turismo y la crisis y hemos preguntado qué tienen previsto hacer estas vacaciones, si creen que vendrán los mismos turistas que otros años a la ciudad y si piensan que la dimensión religiosa de la Semana Santa se está perdiendo.




 

¿Afecta la crisis a las vacaciones de Semana Santa?

Nuestro primer entrevistado, Alejandro López, de 24 años, comentaba que espera tener vacaciones y si las tiene a lo mejor se va de vacaciones fuera. Este joven indica que a él sí le gustaría pero todavía no lo tiene planeado. Para este joven la recepción de turistas va a ser más o menos la misma que otros años y no cree que la crisis afecte en esto. Además, Alejandro comentaba que la religiosidad en estas fiestas se está perdiendo poco a poco.

 

Otro que tampoco es un ferviente seguidor de estas fiestas religiosas es nuestro siguiente entrevistado, Jesús, de 60 años. Este señor tiene planeado salir fuera de la ciudad en vacaciones, como es su costumbre y para él también vendrán prácticamente los mismos turistas que otros años. En cuanto a si se está perdiendo la dimensión religiosa de las fiestas o no, este señor comenta que eso no es una novedad, ya que “está ocurriendo desde hace muchos años”.

 

Pero la visión es distinta en otros entrevistados. Noemí Sanusi, de 46 años, tendrá que trabajar estas vacaciones con lo que no se podrá ir fuera ni disfrutar de unos días de descanso. Para esta mujer sí van a venir menos turistas.

 

Jorge Carbó, de 39 años, tampoco tiene muchos días de vacaciones con lo que se quedará en Gandia. Este joven tampoco disfruta mucho de la semana santa, para él son unas fiestas más. Respecto a si se está perdiendo la religiosidad o no, este joven comenta que quizás en parte sí, pero que la costumbre de realizar los actos jamás se va a perder.

 

Alejandro Barber, de 35 años, lo tenía también claro, se queda este año en casa. En cuanto a si van a venir turistas más o menos indicaba que él no se fija en eso y que por tanto no puede opinar.

 

Conclusiones: Parece ser que nuestros entrevistados de hoy no viven la semana santa muy fervientemente. Ninguno indicaba que sean unas fiestas en las que participan y se integran. Así, tenemos a ciudadanos que prefieren irse fuera y ciudadanos que simplemente se quedaran en casa descansando. En cuanto a si van a venir más o menos turistas, la mayoría opinaba que la crisis no va a afectar en esto puesto que al gente siempre tiene ganas de disfrutar y hace esfuerzos por conseguirlo. En cuanto a  si la religiosidad en las fiestas se está perdiendo, la mayoría opinaba que poco a poco parece que sí.