Alfred Boix califica de ‘burla’ la nueva estrategia del PP respecto al tren Gandia-Denia


El Secretario de Innovación del PSPV-PSOE, Alfred Boix, ha denunciado la “actitud victimista” que ha adoptado la Generalitat ante el tema del tren Gandia-Denia.




 

Alfred Boix califica de ‘burla’ la nueva estrategia del PP respecto al tren Gandia-Denia

Para Boix,  reclamarle ahora al Gobierno central la ejecución de la línea es un “cambio de estrategia” que ha calificado como “burla”, ya que era la Generalitat la encargada de llevar a cabo el proyecto. “Son trece años de mentiras, trece años de promesas incumplidas”, declaró. Asimismo, destacó que se trata de “una demostración de la ruptura por parte del Partido Popular de unos acuerdos ya alcanzados”.

Boix, que hizo estas declaraciones en alusión a la carta que el conseller de Infraestructuras, Mario Flores, y la alcaldesa del Ayuntamiento de Denia, Ana Kringe, han enviado al Ministro de Fomento, José Blanco, para reivindicarle el tren, criticó que el PP “no le está dando salida a ese proyecto de manera intencionada”.

El también concejal del Ayuntamiento de Gandia recordó que el Consell se comprometió a ejecutar la línea Gandia-Denia a cambio de que el ministerio hiciera la de Alcoi-Xàtiva, por lo que, recalcó, “sólo hay que cumplir con los acuerdos, es tan simple como eso”. Ante esta situación, Boix propuso que se invierta el pacto y que el Alcoi-Xàtiva lo pague la Generalitat y Gandia-Denia lo pague el Estado. En este sentido explico: “No me fío de que el Gobierno de Camps lo vaya a pagar”.

Alfred Boix alertó de que “vamos a ver más casos parecidos a estos respecto a infraestructuras estratégicas básicas en la Comunitat Valenciana, porque el PP va a dar marcha atrás en muchos de los compromisos que tienen, por la debilidad económica en que han situado a esta región”.

El Secretario de Innovación enumeró la larga lista de hechos que a su parecer son “mentiras” y que ha difundido el Partido Popular respecto al tren Gandia-Denia. Un proyecto que se está arrastrando desde el año 1996, cuando Martín Quirós, entonces portavoz del PP, dijo en las Cortes que las obras empezarían en el año 97.