El ayuntamiento de Gandia se muestra en contra de la apertura de una granja marina y espera la decisión del Ministerio


El ayuntamiento de Gandia se ha pronunciado de nuevo en contra de la apertura de la antigua granja marina de la playa de Gandia. Manifiestan que aunque el consistorio no tiene competencias ya presentó unas alegaciones al proyecto que fueron rechazadas por Conselleria. Así, sólo queda esperar la respuesta del Ministerio de Medio Ambiente y ver si éste da el visto bueno a la apertura de la granja.




 

El ayuntamiento de Gandia se muestra en contra de la apertura de una granja marina y espera la decisión del Ministerio

A raíz de la noticia aparecida en un medio de comunicación escrito sobre la aprobación por parte de Conselleria de la apertura de una granja marina en la ciudad de Gandia, el gobierno local, pese a no tenr competencias en el tema, ha querido valorar la situación. Explican que su postura es de total rechazo a la granja. Así comentan que el ayuntamiento ya se manifestó en contra de esta apertura presentando unas alegaciones a Conselleria que fueron denegadas.

El concejal de Sostenibilidad, Fernando Mut, comenta que lo que se pretendía con estas alegaciones es que se hiciese un estudio de impacto ambiental de esta granja más minucioso para valorar cuáles van a ser los efectos negativos en el medio marino gandiense. Desde el Consell se ha denegado la elaboración de este nuevo estudio porque "entiende que la futura apertura de la granja no es más que un cambio de titularidad de la ja existente".

Así, Mut señala que el consistorio no tiene posibilidad de recurrir la decisión de Conselleria pero que, sin embargo, todavía falta saber cuál es la opinión del Ministerio sobre el proyecto. Si sale favorable, la empresa Vinto Acuicultura tiene previsto invertir 5 millones de euros para arreglar las antiguas instalaciones, situadas a seis kilómetros de la costa gandiense y producir entre 1.800 y 1500 toneladas de lubina, dorada y mejillones al año.