CLGS denuncia un nuevo ataque homófono contra su sede y pide la ayuda institucional


Durante este fin de semana, una vez más, el Casal de la Diversitat que es la sede del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la Safor ha sido víctima de un ataque homófobo y fascista.




 

CLGS denuncia un nuevo ataque homófono contra su sede y pide la ayuda institucional

Durante la noche del viernes al sábado 25 de abril la sede de CLGS ha sufrido un acto vandálico en el que se han roto cristales, se han hecho dos pintadas en la puerta (una esvástica y el número 88), se ha rayado el cartel del "casal de la diversidad" hasta taparlo y se han hecho dibujos amenazantes.

 

“Desde CLGS estamos hartos ya de agresiones contra nuestra sede, que no hacen más que demostrar la homofobia que existe en nuestra sociedad”, explica Carlos Carrillo, coordinador General de CLGS. Hace unos días CLGS presentaba un estudio hecho entre los alumnos de los IES de Gandía en el que se mostraban datos muy relevantes como que 2 de cada 3 alumnos LGTB había sido víctima de agresiones por este motivo.

 

Por eso, desde CLGS se hace una llamada a todos los sectores sociales y políticos para que se posicionen públicamente y no toleren ningún tipo de agresiones por cualquier motivo, y menos por la orientación sexual de las personas.

 

Para Carlos Carrillo, coordinador General de CLGS, estas agresiones fascistas y homófobas no hacen más que justificar “toda la tarea que estamos haciendo desde el colectivo en la lucha contra la homofobia y la transfobia, como por ejemplo, el programa que llevamos adelante llamado ‘Educando para la ciudadanía, Educando contra la discriminación'", y continúa, “ es un programa que persigue evitar que haya gente como la que ha hecho las pintadas y ha roto el cristal”.