Sabater y Llopis aseguran que Salazar se siente acosado por la reducción del gasto político


La reducción del gasto público en el Ayuntamiento de Oliva continúa en el punto de mira de los políticos que a lo largo de las semanas se han ido pronunciando sobre esta medida.




 

Sabater y Llopis aseguran que Salazar se siente acosado por la reducción del gasto político

Las declaraciones vertidas la semana pasada por parte del líder de Unión Valenciana, Pepe Salazar, han provocado que el Portavoz Socialista en el Consistorio, Vicent Sabater, salga a la palestra para manifestar que “Salazar se siente acosado porque hasta ahora el concejal con más privilegios económicos y se ha visto obligado a renunciar a parte de estos privilegios a consecuencia de la crisis económica”. Según Sabater, el Portavoz de Unión Valenciana debería entender que “esto no es acosar si no racionalizar el gasto”.

 

Vicent Sabater manifestaba que “a Salazar se le ve la pluma, ya que en la mesa negociadora pedía reducciones del gasto político, pero ahora que entre el Partido Socialista i el Bloc se tiene que reducir una cantidad equivalente a tres secretarios de grupo, él no quiere”.

 

Sabater considera que “el líder de Unión Valenciana podría haber quedado como un señor preocupado por la economía del Ayuntamiento si hubiera tomado la iniciativa y hubiera pedido la reducción de su secretario de grupo, pero no, prefiere decir que el gobierno lo acosa y da datos manipulados para confundir al ciudadano”.

 

Para Llopis, “la preocupación de Pepe Salazar no es la reducción de la plantilla o la merma de servicios públicos que se dice que se producirá, sino que se trata de la reducción del horario del secretario de grupo del partido”. Según el concejal no adscrito, “en situación de crisis hay que hacer sacrificios y Salazar no está dispuesto a hacer ninguno”.

 

Salvador Llopis manifestaba que “en la actualidad no cuento con secretario de grupo y continúo con mi trabajo en el Ayuntamiento”, además considera que esta no es la mejor forma de dar ejemplo en la ciudad de Oliva.

 

El concejal no adscrito destacaba que con estas medidas de reducción que afectan a todos los grupos municipales “¿Salazar incumplirá alguna promesa electoral?” y, por eso, le exige explicaciones sobre lo que “realmente le preocupa al líder de Unión Valenciana”.