El CF Gandia da un paso importante en sus aspiraciones de ascenso tras conseguir una victoria con casta en Novelda


Los gandienses consiguieron el definitivo 1-2 a falta de siete minutos y en inferioridad numérica. No podía ser de otra forma. El CF Gandia siguió su guión de partidos de tensión y de infarto en Novelda y consiguió imponerse a falta de siete minutos y con un jugador menos tras la expulsión de Prior. Lo de este grupo no tiene palabras. La unión y la implicación sirvieron hoy como motores para conseguir una victoria que los jugadores sabían que era muy importante para poder seguir aspirando a la promoción de ascenso. Al final de la jornada las cosas están igual por arriba, pero la próxima jornada podría ser muy positiva para los hombres de Toni Seligrat.




 

El CF Gandia da un paso importante en sus aspiraciones de ascenso tras conseguir una victoria con casta en Novelda

El partido no fue muy vistoso en lo futbolístico, pero tuvo una segunda parte muy intensa y emocionante. Los primeros 45 minutos fueron para el Novelda, que llegó con más peligro al marco de Garrido que los gandienses al de Víctor. Pero las ocasiones no fueron muy claras. Ambos equipos salieron a esperar al otro. Al Gandia se le notaba la presión de conseguir una victoria necesaria. El Novelda, por su parte, jugaba sin presión y más cómodo. De ahí que el primero en golpear fuera el Novelda, que al minuto 22 pudo adelantarse con un cabezazo del incombustible Madrigal que paró bien Garrido.

La respuesta gandiense no tardó en llegar, y un minuto más tarde, Kiko perdonaba un mano a mano con Víctor tras un buen pase de Elías. El primer envite acabó con una oportunidad de los locales en el minuto 37 que paró muy bien, una vez más, un Garrido que cada partido que pasa está más asentado en una portería difícil de batir. De la primera mitad hay que destacar la mala noticia para el CF Gandia: la lesión de Kiko, que tuvo que abandonar el terreno de juego a los 36 minutos por unas molestias en su muslo derecho. Seligrat dio entrada a Néstor a pesar de estar Marcos en el banquillo, y Néstor sería protagonista en la segunda mitad.

 

La reanudación fue totalmente distinta. Los gandienses salieron más decididos conscientes de la necesidad de ganar hoy. Tras unos primeros minutos titubeantes, los blanquiazules se fueron adueñando del esférico y en su primera llegada, Néstor remataba de cabeza un centro medido del capitán Naveiro. Néstor, que salió como suplente, revolucionó el ataque gandiense en su apoyo a Elías, que volvió a ser la referencia ofensiva del Gandia.

 

Con el gol, la reacción del Novelda fue poco menos que sospechosa. Los jugadores parecían estar jugándose la liga y comenzaron a correr y jugar como no lo habían hecho antes. Mientras, el Gandia, saliendo a la contra, pudo matar el partido si Néstor hubiese acertado en un nuevo mano a mano que salvó un Víctor que estuvo muy acertado. Dos minutos después, un despiste en defensa dejaba sólo a Madrigal que no desaprovechaba y volvía a dejar el marcador en tablas. Los gandienses sabían que ese resultado podía ser insuficiente y dejarles lejos del ascenso si por la tarde ganaban Torrevieja y Eldense, y no se rindieron.

 

Pero el partido iba a dar un vuelco radical en el minuto 75, cuando Prior cayó en una provocación de un contrario y fue expulsao con roja directa por agredir al contrario con una palmada en el pecho, tal y como rezaba el acta arbitral. Con un hombre menos y un Novelda empeñado en amargar la mañana al Gandia, todo parecía perdido. Pero la casta de este equipo no tiene fin. Si hace una semana Kiko empataba en Puzol un gol en contra en el minuto 85 y en inferioridad numérica, hoy ha sido Elías el héroe del partido. Corría el minuto 83 cuando Richi, que había entrado hacía unos minutos, entraba hasta la cocina pegado a la línea de fondo y pasaba atrás a un Elías que no perdonaba. Seligrat volvía a acertar en las substituciones y el equipo, contra viento y marea, se hacía con los tres puntos.

 

Desde ahí hasta el final, sufrimiento, defensa y... victoria. Los tres puntos eran importantísimos tras la derrota del Catarroja ante el Ribarroja y los partidos “fáciles” que Eldense y Torrevieja tenían por la tarde y que, tal y como se esperaba, acabaron en victoria de los rivales del Gandia. Tras esta jornada, ya sólo quedan tres finales, de las cuáles dos se disputan en casa. El primer rival será el Barrio del Cristo, que hoy ha salido goleado de Torrevieja (5-0) y que lucha por la permanencia. Pero los rivales directos de los blanquiazules se enfrentan entre ellos: el Torrevieja visita al Catarroja y el Eldense viaja a La Nucía, que hoy ha visto perder parte de sus opciones al título tras perder por 1-0 ante el Villajoyosa.

 

Sin duda, el segundo de los partidos en casa, ante el Torrevieja, será uno de los decisivos para poder estar finalmente en la pugna por la promoción. Es por eso que el Gandia, una vez más, llama a sus aficionados para que los próximos dos encuentros en casa, vitales para conseguir el objetivo, sean una fiesta en el Guillermo Olagüe. El equipo, tras su implicación y entrega (se costearon la concentración en Novelda), espera una respuesta de su público y que acudan en masa a los dos encuentros que quedan en el Olagüe. El club, por su parte, volverá a activar la promoción de reparto de invitaciones para llenar el campo.