Un nuevo intento de manipulación del Gobierno Municipal a las asociaciones de Gandia


Ayer todos pudimos ver la escenificación de un gran engaño por parte del gobierno socialista de nuestra ciudad.




 

Un nuevo intento de manipulación del Gobierno Municipal a las asociaciones de Gandia

¿Cómo se puede mentir de esa manera?

Han demostrado una falta de sensibilidad y respeto con los ciudadanos que sufren enfermedades mentales que es preocupante. ¿Qué quieren resolver con sus mentiras?

El Grupo Municipal Popular lamenta profundamente este tipo de actuaciones y quiere manifestar que la realidad es otra muy diferente. ASAEM  y el CRIS, en estos momentos tienen resueltos sus problemas. En cuestión de días recibirán el 60 % de la subvención que les corresponde.

La Generalitat Valenciana ya ha aprobado las resoluciones donde se determinan los plazos y las cantidades a percibir por las distintas asociaciones y así lo han hecho saber a cada una de las asociaciones beneficiarias.

Tanto ASAEM  como el CRIS  son sabedores, de esto, pues recibieron la notificación el 28 y 30 de Abril del presente año.

La Generalitat Valenciana, como no puede ser de otra manera, sí se preocupa por todos y cada uno de los ciudadanos y cumple con sus obligaciones.

Este año ASAEM  y el CRIS recibirán una cantidad superior a los 715.000 euros, con un incremento del 10 % en los dos últimos años.

El problema es el de siempre, la lentitud de la maquinaria de la Administración pública. Pero afortunadamente, siempre llega. Igual que llegan a los ciudadanos los engaños del gobierno socialista de nuestra ciudad.

El Alcalde Orengo sabedor de que el problema estaba solucionado ha salido a la prensa utilizando a este colectivo para hacer política de la forma más rastrera posible. Lo que debe hacer es solucionar los problemas y las necesidades  de muchas asociaciones de personas con enfermedades de nuestra ciudad a las que tiene totalmente olvidadas y con un retraso de pago de más de un año en pequeños importes y  dejarse de hacer política barata a costa de personas enfermas.