AVA-ASAJA estima una producción de 115.000 tn de arroz pese a las limitaciones por cultivar en un Parque Natural


Ya ha comenzado la siembra de las 15.000 hectáreas de arroz en el Parque Natural de La Albufera, donde se espera obtener una producción de 115.000 toneladas, según estimaciones de la Asociación Valen¬ciana de Agricultores (AVA-ASAJA). La siembra se presenta como una “lucha contrar¬reloj” dado el retraso en los trabajos de preparación y abonado de las parcelas debido a las lluvias registradas durante el secado de los campos.




 

AVA-ASAJA estima una producción de 115.000 tn de arroz pese a las limitaciones por cultivar en un Parque Natural

El tipo de arroz que se cultivará en el Parque Natural es el redondo en prác­tica­mente todas las parcelas. En cuanto a variedades, cabe destacar el ‘Bomba’ por sus características organolépticas y la variedad ‘Albufera’, que sigue aumentan­do en superficie y tonelaje por su gran calidad y mayor capacidad productiva.

 

 El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, señala que los precios “dignos” que han percibido los arroceros en la pasada campaña “deben mantenerse” ya que los principales países productores del mundo, que al mismo tiempo son los máximos exportadores, mantienen cerradas sus puertas para garantizar su consumo interno. Además, “a nivel nacional la producción de arroz redondo, el típico cultivado en Valencia, ha disminuido y es el tipo largo el que prolifera en el resto de zonas productoras, tras la recuperación de los precios en origen en las últimas campañas”.

 

A las limitaciones productivas que vienen establecidas por cultivar dentro de un Parque Natural, se añade una gran preocupación por las restricciones fito­sani­tarias ya en vigor y las que se impondrán en aplicación de la nueva regulación aprobada por el Parlamento Europeo. “Pese a que la Conselleria de Agricultura vie­ne traba­jan­­­do para preparar la situación que a medio plazo se podría dar, es ne­ce­sa­rio que la Ad­mi­nistración central, la europea y las grandes empresas de fitosa­ni­ta­rios se con­­­­­­cien­cien de la necesidad de ser flexibles para combatir las plagas.”

 

Daños por avifauna

 

Otro gran problema viene dado por los graves daños que causa la avifauna en los arrozales, para los cuales la Conselleria de Medio Ambiente otorga año tras año unas “compensaciones insuficientes y discriminatorias”, según Aguado. Durante los días de siembra los ataques de aves son “mayores”: El año pasado en los términos municipales de Silla y Catarroja, AVA-ASAJA cuantificó en 150.000 euros las pér­didas oca­sio­nadas por la avifauna en tan sólo la primera semana de siembra. El total de daños en la anterior campaña ronda los 500.000 euros, pero los arroceros afec­tados sólo recibieron 120.000 euros por parte de Medio Ambiente.

 

En esta campaña ya se han producido daños en campos de maíz y arroz en el término municipal de Albalat de la Ribera –situados a cinco kilómetros del lago de La Albufera– los cuales, al ser los primeros en sembrar, han atraído a la avifauna.