El Archivo Histórico organiza una exposición con retratos restaurados de personajes históricos de Gandia


La exposición se inaugurará el próximo miércoles 15 de mayo a las 20 horas en las escaleras de acceso al Archivo. La exposición contiene los retratos restaurados de cinco personajes de Gandia, entre los que cabe destacar los de Gutiérrez i Mas, Sanz i Forés, y Alcalà de Olmo.




 

El Archivo Histórico organiza una exposición con retratos restaurados de personajes históricos de Gandia

En su trabajo por la recuperación de la memoria de la ciudad, el Archivo Histórico de Gandia presenta una exposición que da a conocer el fruto de su trabajo. Se trata de cinco retratos de personajes históricos de la ciudad que en algún momento han trabajado por Gandia. Esta imágenes están acompañadas por textos y documentos. La inauguración de la exposición tendrá lugar mañana, viernes 15 de mayo, a las 20 horas en las escaleras de acceso al Archivo Histórico, en el edificio Convent de Sant Roc.

 

Los personajes de los cuales se han restaurado los retratos son: Sinibald Gutiérrez i Mas (que tiene una calle con sus apellidos en la ciudad), Benet Sanz i Forés, Vicent Alcalà de Olmo, y los canónigos Andreu Eugeni Noguera i Polo y Joan Morell i Pallarés. Estos últimos, por lo muestran los documentos históricos, jugaron un papel importante para que se restaurara la Colegiata de Gandia, que fue suprimida en el año 1855.

 

La galería de retratos que se muestran, además de recordar la ambientación del antiguo salón de plenarios, nos ofrece una abanico de aquellas personas y virtudes que a lo largo del siglo XIX y parte del XX fueron especialmente valoradas por los representantes municipales.

 

Una larga retahíla de acuerdos corporativos nos hablan de honores y distinciones, de hijos ilustres y adoptivos, los cuales habían contribuido a la mejora de la ciudad desde los campos de la política, la religión, la economía o la cultura. Los retratos pictóricos, así, vienen a consagrar  y fijar en nuestra retina la “imagen” de personajes ejemplares y llenos de lustro.

 

Los cuadros que podemos contemplar son exactamente aquellos que se han podido conservar porque un día se pasaron al Archivo Histórico de la Ciudad. Evidentemente, los criterios para enaltecer o no unos personajes o otros han ido cambiando según las épocas históricas. De hecho, el 193 fueron retirados algunos de estos cuadros, mientras que otros, por unanimidad, permanecieron, como son los de Sinibald Gutiérrez y Vicent Alcalà de Olmo por sus aportaciones a la modernización de Gandia. Las pinturas y sus marcos han sido restaurados en los talleres de Romà Calafat; y colgados para la ocasión en las escaleras de acceso a los antiguos juzgados, hoy Archivo Histórico de la ciudad de Gandia, con un artesonado y un ambiente típico del XIX, y unas condiciones ambientales adecuadas.

 

El Archivo Histórico cumple así con su función, desde la vertiente de la restauración y del compromiso, que tiene de salvar y custodiar todo lo que han heredado, sin fijar ningún condicionante relacionado con su procedencia.