Expediente sancionador y paralización de las extracciones de arena en la playa de Gandia


Las obras de extracción de arena de la playa de Gandia hacia las playas del sur se paralizarán en unos días.




 

Expediente sancionador y paralización de las extracciones de arena en la playa de Gandia

La Conselleria ha interpuesto un expediente sancionador a la empresa encargada de las obras para que las paralicen de inmediato. Aseguran que se está cometiendo una infracción medio ambiental muy grave ya que la extracción ya se está realizando en una zona protegida conocida como las dunas de la playa de Gandia.

El Partido Popular de Gandia ha anunciado esta decisión adoptada por la Conselleria y ha criticado la dejadez mostrada por el gobierno local en dicho asunto cuando están extrayéndose 4.000 toneladas diarias de arena de dicha playa.

Los Populares aseguran que la Conselleria ya ha enviado un expediente sancionador a la empresa encargada de las obras para paralizarlas de manera inmediata ya que suponen una grave infracción de la ley y un perjuicio importante para el medio ambiente.

La concejala popular, Carla Ripoll, lamentaba una vez más la actitud pasiva mostrada por parte del gobierno municipal con respecto a esta cuestión y remarcaba el hecho de que no se trata de una cuestión política ni de insolidaridad con el resto de pueblos afectados.

La concejala Popular ha explicado que la Generalitat Valenciana a través de su Conselleria, desea que si se tiene que dar arena que así sea, pero que se garantice que dicha arena se pueda dar cumpliendo todos los requisitos legales y medioambientales para la ciudad de Gandia.

Los Populares comentan que si Conselleria no hubiera adoptado esta medida ahora, la repercusión medio ambiental podría resultar irreversible. Unas afirmaciones que vienen avaladas por el informe que efectuó la policía especializada durante el pasado mes de Febrero y del que tuvieron conocimiento desde el propio Ministerio.

La paralización de las obras tendrá que ser ejecutada por la empresa encargada del Ministerio de Medio Ambiente en un máximo de 24 horas después de haber recibido el expediente sancionador correspondiente.