Urbanismo acepta la propuesta del BLOC de Gandia para estudiar el caso de la Alquería de Romaguera


El gobierno de Gandia ha confirmado que ha solicitado al Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) la suspensión provisional de la demolición, que estaba prevista para el día de hoy martes. Los eco-nacionalistas consideran que no hace falta esperar ningún informe para declarar la Alquería de Romaguera como Bien de Relevancia Local.




 

Urbanismo acepta la propuesta del BLOC de Gandia para estudiar el caso de la Alquería de Romaguera

El Portavoz del BLOC de Gandia, Josep Miquel Moya, ha explicado que la Comisión de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Sostenibilidad ha decidido encomendar informes sobre el estado y la antigüedad de la Alquería de Romaguera, tal y como reclamaba, en parte, la moción del BLOC.

Además, los eco-nacionalistes también han solicitado estudios arqueológicos, históricos y etnológicos para averiguar la antigüedad de la alquería y conocer en profundidad su valor histórico y el de los yacimientos arqueológicos que pueda contener.

Pero por el contrario, el portavoz del BLOC no ha conseguido el apoyo del resto de grupos para que el consistorio acuerde la protección de la Alquería Romaguera y la incluya en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos como Bien de Relevancia Local. No obstante, Moya mantiene la esperanza de conseguirlo, tras el al acuerdo logrado entre PSOE, PP y Plataforma para esperar a las conclusiones de los informes de los dos arquitectos antes de tomar una decisión final sobre este edificio.

Para el BLOC, la Alquería de Romaguera merece el máximo grado de protección únicamente por el hecho de que representa un testigo de la arquitectura rural valenciana, de la que quedan muy pocos testigos en la ciudad de Gandia.