La crisis económica del centro histórico comercial, aludida por Richart, se debe a la deuda a título “personal” del Alcalde Orengo con esta asociación


El Alcalde Orengo está incumpliendo nuevamente con los compromisos de pago que adquiere y que tan diligentemente le gusta escenificar, a bombo y platillo, ante los medios de comunicación.




 

La crisis económica del centro histórico comercial, aludida por Richart, se debe a la deuda a título “personal” del Alcalde Orengo con esta asociación

En este caso, al Comercio de la Ciudad, se le adeuda, en concreto, el importe correspondiente al último trimestre del Convenio suscrito el año pasado con las Asociaciones de la ciudad cuando la Unió era otra cosa bien distinta de lo que es hoy, que se ha visto reducida a un órgano meramente consultivo por obra y gracia del Gobierno Municipal.

Por otro lado, el Alcalde Orengo tiene contraída una deuda a título “personal” con la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, de 42.000 €, de la que parece se ha olvidado él y nunca le ha confesado a la concejala de Comercio, Mónica Richart. De lo contrario no hubiese hecho el ridículo más espantoso con sus últimas declaraciones, pues éste es el principal motivo, junto con lo que le adeuda el Ayuntamiento, de los problemas económicos del Centro Histórico y de todas las Asociaciones comerciales de Gandia.

Es fácil difamar a la persona, pero Richart debería saber que para difamar hay que demostrar y le recordamos que tiene la documentación, desde hace dos años, preparada en la mesa del Centro Histórico para auditarlo. Ya nos gustaría tener las mismas facilidades en este Consistorio para conseguir ese objetivo.

Así, el Grupo Municipal Popular exige al Alcalde Orengo el pago inmediato de las deudas pendientes y a la concejala de Comercio Mónica Richart, también conocida como la Concejal “experta” en temas de comercio, que se ponga a trabajar para defender los intereses del pequeño comercio urbano, que tanta falta hace,  y cumpla así con su obligación.