Oliva inundada de casas ilegales


Los propietarios aprovechan el suelo agrícola no urbanizable para construirse su casa sin tener que pagar impuestos.




 

Oliva inundada de casas ilegales

Muchos son los vecinos que han decidido ubicar en el polígono 9 su vivienda, a expensas de saber que se trata de una construcción ilegal puesto que no es suelo urbanizable. Así, se cuentan ya alrededor de 200 casas de todo tipo las que han aparecido en los últimos 40 años sin que sus propietarios salgan mal parados y sí muy beneficiados. Al no contar con permisos del ayuntamiento no han de pagar impuestos y el recibo de la contribución les ‘suena a chino’. El propietario de una de las tierras de la zona agrícola, cuya única propiedad que alberga es un trastero para el material de labranza, manifiesta que "estos vecinos son totalmente conscientes de que están obrando de manera ilegal pero siguen construyendo porque el ayuntamiento, cuando les pilla, los denuncia, pagan la multa y de ahí no pasa nada más".

Y es que la crisis agrícola que se lleva arrastrando desde hace años está produciendo que los ciudadanos que antes cultivaban dejen de hacerlo y el suelo se esté desertificando. "Como la naranja ya no vale casi nada, las tierras van a menos. La gente tiene un terrenito inútil y aprovecha la ocasión para hacerse un palacio y así ni paga proyecto ni paga permiso de obra ni contribución y esta cerca del pueblo", denuncia.

Desde el departamento de Urbanismo se indica que son conscientes de esta situación y que en los últimos años han llevado a cabo una serie de demoliciones. "Se habrán derribado 8 o 9 edificaciones", comenta la concejal Amparo Tercero. Se asegura que para parar esta situación el consistorio está haciendo todo lo que está al alcance de su mano. "Tenemos un expediente y orden de demolición de todas las casas ilegales que existen en Oliva, no sólo en este polígono sino, por desgracia en otros. Toda esta relación se manda a Fiscalía.", explica. No obstante una solución sería urbanizar la zona. "Un proyecto que hace casi una década ya estuvo en trámites pero que se paralizó debido a las protestas de los vecinos", manifiesta el afectado indignado. "Los que han construido sus casas se están aprovechando de los demás porque el día que hagan una reparcelación su casa no la van a derribar, mi finca sí", alega el vecino.